Radiohead | Los primeros 20 años del Kid A

Hablar de Radiohead nos puede llevar mucho tiempo, aparte hay muchos temas que analizar, pero hay uno en especial que me está dando muchas vueltas: Después de tantas críticas y enfoques referentes al disco que marcó tu legado, ¿cómo le haces para seguir vigente y no bajar la expectativa con una vara muy alta?

La respuesta vio la luz un 2 de octubre del 2000. La cuarta producción de Radiohead titulada Kid A hizo su aparición con un previo de mensajes estilo comerciales que salían en la programación de MTV. Dicho material audiovisual mostraba animaciones del arte creado por Stanley Donwood y Dr. Tchock (seudónimo de Thom Yorke), animaciones basadas en una presentación computarizada de una cadena montañosa, con una distorsión pixelada cerca de la parte inferior, inspirado en la guerra de Kosovo, en el invierno de 1999. Tal fue el impacto visual en Donwood que se conmovió y mencionó que “sentía que la guerra estaba sucediendo en su propia calle”. También en una edición del material impreso podemos ver un folleto que incluye un desglose más amplio del arte, así como las constantes apariciones del famoso “oso”.

Después del legado sonoro que marcó el Ok Computer, Kid A llega con la versión más oscura de Radiohead. Una versión con una carga política más marcada, un álbum descrito por Thom Yorke que trata sobre “una generación que heredará la Tierra cuando nosotros hayamos acabado con todo”, una producción que siempre deja esencia colectiva y personal; en la parte colectiva el ejercicio de leer Naomi Klein y George Monbiot y en la parte personal las frustraciones y vivencias que tuvo Yorke en esos momentos.

“I’m not here, this isn’t happening”

Retomando el punto anterior la cita que se acaba de leer pertenece a How To Disappear Completly, una frase que le dijo Michael Stipe a Thom Yorke cuando este último le contó la depresión generada al estar de gira. Dicha depresión mencionada también generó una de las canciones más significativas de este álbum, me refiero a Everything In Its Right Place.

El proceso de grabación contó con más de 12 músicos y 4 productores donde destaca el gran aliado de Radiohead: Nigel Godrich. En el tracklist destaca mucho Motion Picture Soundtrack, una canción que tuvo sus orígenes antes de Creep y que busca emular las composiciones de las películas de Disney en la década de los 50’s. También aparece Idioteque, una canción descrita por la banda como “un intento de capturar lo que produce esa sacudida explosiva cuando estás en un club nocturno y la PA suena tan fuerte que sabes que te están haciendo daño”.

Un disco que logró resaltar los claroscuros que puede tener esta legendaria banda, un gran ejercicio colectivo en el cual se puede trabajar con una temática específica y lograr musicalizar problemáticas sociales que siguen siendo vigentes en nuestra actualidad. Un experimento puro en el cual podemos ver qué tan propositiva puede ser la banda al momento de componer y como rescatan canciones que se mantienen añejando por mucho tiempo, así como otras que nacieron en el inter y que se publicaron un años después bajo el nombre de Amnesiac (para algunos Kid B).

Se vale un poco de oscuridad y depresión, siempre se vale rendirle tributo a sonidos que trascienden generaciones, épocas, ideologías y técnicas. Hoy (y siempre) se vale escuchar completito el Kid A.

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: