Alice Glass: su paso por Crystal Castles y el retorno como solista con ‘NIGHTMARES’

Por: Lili Díaz

Quizá muchos no lo recuerdan pero en el año 2014 la vocalista Alice Glass, quien perteneció a la agrupación Crystal Castles había anunciado en redes sociales que abandonaría el proyecto por cuestiones personales.

Teniendo un abrumador éxito la dupla que inició de manera muy fuerte en 2005 atrapó a millones de adolescentes con su track Alice Practice, que los colocó en la cima en un abrir y cerrar de ojos gracias a los agresivos vocales y una mezcla perfecta que encajaría en cualquier videojuego clásico.  Su LP debut explotó la cabeza de todos los melómanos, pues mantenían una vibra fresca, innovadora y un sonido electrónico de baja resolución con notas obscuras que se ganaron a los asistentes de todo aquel que veía su espectáculo en vivo.

El álbum (III) fue una pieza exquisita que marcó la última colaboración entre Ethan Kath y Alice Glass. Con la aún misteriosa separación el artista originario de Canadá quien se encargaba de crear una parte de la magia auditiva al ser el productor de la banda, rectificó con el estreno de su cuarta obra Amnesty (I) que el grupo seguiría existiendo.

Las 11 canciones presentaron una nueva etapa de Crystal Castles ahora con la participación de Edith Frances en el micrófono, y en 2017 con la fuerza del movimiento #MeToo, Alice decidió hacer pública una declaración donde acuso a su ex compañero de abusar de ella física y sexualmente durante sus años de trabajo juntos, razón por la cual anunció su retiro.

Las cosas no han terminado en la corte para ninguno de los dos pues el caso sigue abierto, él se declaró inocente pero un juez falló a favor de Glass en febrero de 2018, al constatar que Kath no había presentado ninguna prueba admisible pero el músico, sigue con la batalla para probar que dichas declaraciones son falsas.

View this post on Instagram

isolation

A post shared by @ _alice_glass on

Alice se concentró en sacar su proyecto solitario que arrancó en 2015 con los sencillos STILLBITH y Without Love en 2017 que le permitieron paras encontrar su estilo. Un año después se encontraba más activa que nunca pues lanzó 3 canciones que resultaron ser composiciones más maduras con vocales tiernos que contrastaban de manera singular con el synth-pop.

Ahora el 2020 tuvo una sorpresa más al ver el retorno de la cantante con NIGHTMARES en donde existe un pequeño tributo a sus raíces e incluso el video recuerda instantemente al dark gothic por su vestimenta y colores. Tal parece ser que éste es el inicio para presentar su primer material de larga duración el siguiente año.

Jamás le será imposible deslindarse de todo lo relacionado con Crystal Castles pero sus experiencias no la frenaron para seguir con su sueño de seguir creando piezas musicales y eso se agradece. Ojalá que siga demostrando por muchos años más ese talento innato que la caracteriza.

Por si le perdiste la pista te compartimos su playlist:

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: