Women in Music Pt. III | Haim

Por: Katherine Gerena

Haim, el trío de hermanas de Los Ángeles, ha regalado al público lo que se cree es el mejor y más íntimo álbum de estudio producido. Con las colaboraciones de Rostam y Ariel Reck-Shad, y con Danielle con su rol principal de ser la productora musical del grupo, Women in Music Pt. III es algo fuera de este mundo.

El título del álbum marca una sátira que las hermanas han planeado bastante bien para poder hablar por medio del mismo acerca de sus experiencias personales como mujeres y artistas musicales. En diferentes entrevistas realizadas a Este, Alana y Danielle, cada una de ellas ha traído a la mesa diferentes situaciones personales al estudio: Alana mencionó sobre su dolor cuando su mejor amiga falleció a los 20 años, Este habló sobre el cómo es vivir con diabetes tipo 1 y Danielle, trajo lo que ha sido su experiencia cuando cuando su pareja y co-productor fue diagnosticado con cáncer testicular en 2015.

Parece que estos eventos tan íntimos y privados han sido el foco intelectual de inspiración como empuje para seguir hablando por medio de su música y componiendo. En la producción musical que lleva Haim, sus letras han sido categóricamente características al ser directas y sinceras: seguras pero también bastante generalizadas para lograr entenderlas en un plano sentimental geográfico. En Women in Music Pt. III, la que más se siente en todo su esplendor es Danielle y su profunda angustia ante ese hecho tan áspero que le ha marcado su vida; ella describe con su voz escenas totalmente vívidas y reales donde no puede parar de llorar.

Las inspiraciones de Haim y cada una de las hermanas son bastante claras: en general se puede notar una gran influencia por Fleetwood Mac en la producción del trío de artistas y por supuesto, un leve aire de su némesis musical por parte de The 1975 en canciones como I Know Alone. Otro de sus fáciles interpolaciones para notar es la presencia de Lou Reed en la canción Walk on the Wild Side. Danielle tomó el trabajo en solitario de André 3000, The Love Below, como foco de orientación dentro de la producción de Women in Music Pt. III. En todo momento las canciones cambian de marcha como de vibra, nunca se siente como si fuese un mismo lugar, algunas se notan bastante apresuradas y otras, evocan ese rock único habitual que se ha adherido a Haim. 

Women in Music Pt. III está acompañada de algunos vídeos musicales oficiales en los cuales son recurrentes las calles de Los Ángeles con las hermanas paseando o bailando una tras la otra. En la canción Now I’m in It, dirigida por el guionista y productor de cine Paul Thomas Anderson, Este y Alana Haim llevan a Danielle hacia una camilla, y cuando Danielle es revivida, se reúne nuevamente con sus hermanas a realizar el paseo que siempre realizan. En otro vídeo son perseguidas por un sombrío saxofonista y en otro, pareciera que estuvieran enraizadas en un mismo lugar. Todas estas imágenes de las hermanas demuestran la madurez y evolución musical que se matiza y toma consciencia de sí misma.

Los destellos de pop que son inherentes a la construcción y formación de lo que ha sido Haim también están presentes en múltiples de sus canciones como Don’t Wanna, Leaning On You, The Steps y All That Ever Mattered. Esta última canción, All That Ever Mattered, demuestra la habilidad que ha tenido cada una de las hermanas Haim -en especial, Danielle– de tomar la ansiedad, el dolor, la depresión y el sufrimiento como un punto de arranque dentro de una pista de carreras. Si bien es cierto que no están compitiendo, ninguna de ellas tiene afán y no existe una meta, mucho menos una ganadora; es un símil al octanaje que necesita un vehículo para lograr desplazarse por medio de la penumbra y la pesadez de sentimientos que a veces parecen totalmente incomprensibles.

Women in Music Pt. III también tiene presente dos canciones relacionadas con la ciudad natal de las hermanas: Los Ángeles. Acompañadas de un saxofón, Danielle describe el desamor de su ciudad natal en la canción que tiene como nombre Los Ángeles. Mientras que en la canción Summer Girl,  ella habla sobre el alivio de volver a estar en casa con su pareja después de una exhaustiva gira. Haim ha logrado consolidar una madurez musical que no habíamos escuchado anteriormente y el trío de hermanas, desde un discurso bastante limpio y sincero, ha logrado demostrar que son humanas, llenas de angustias como contradicciones que cualquier otra persona que les escucha.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: