Centenario: Ray Harryhausen

Por: Katherine Gerena

El 29 de junio de 1920, el mundo veía nacer dentro de Los Ángeles a Ray Harryhausen y antes de que las animaciones en pequeña escala fueran famosas dentro de la producción cinematográfica o se volvieran algo sistemática gracias al avance tecnológico, había un único y ese era él. Apasionado por el mundo de la ciencia ficción desde muy temprana edad y asistiendo a diferentes clubes de lectura donde se impartía este género literario, Harryhausen se fue conformando de esta manera.

Con un boleto en su mano para ver la película de King Kong (1933) en el cinema, auspiciado por su tía, Harryhausen con tan sólo 13 años se cautivó por los efectos visuales logrados por Willis O’Brien, director del filme; y así, empezó a entrar dentro de un mundo de fantasía e irrealidad mágica con figuras a escala que le dieron el nombre de ser el padre de los monstruos, y por supuesto, ser autor de un sinfín de efectos visuales logrados en la pantalla grande como el Dinamaton que se logra ver a la perfección en su primera película: Mighty Joe Young (1946).

Dentro de la producción fílmica de Harryhausen se encuentran títulos inspirados en libros de Ray Bradbury, grande escritor del género de ciencia ficción, como The Beast from 20,000 Fathomas (1953). También están otras adaptaciones a títulos literarios como H. G. Wells en películas como First Men in the Moon (1964) y también de Julio Verne en su película Mysterious Island (1961). La totalidad de largometrajes producidas y co-producidas por Harryhausen abarcan épocas desde los 50’s, transcurriendo los 60’s, los 70’s, para finalmente llegar a los 80’s.

Sin Ray Harryhausen y su trabajo logrado en vida, no estaríamos hablando de directores bastante cruciales en la actualidad como lo son Peter Jackson, George Lucas, Steven Spielberg o James Cameron -quienes en algún momento de su vida fueron admiradores o seguidores del trabajo de Harryhausen-. El 2020 marca en la memoria de Harryhausen su primer centenario de nacimiento y por tal razón he decidido celebrar su legado en vida haciendo una selección de sus películas más indispensable para conocer de este productor estadounidense.

Mother Goose Stories (1946)

Esta etapa de Harryhausen nace después de haber sido rechazado de una vacante por la cual aspiraba en Disney -ha sido lo mejor que le ha pasado-, encontró trabajo con George Pal haciendo cortos de stop-motion para Puppetoons, a cabeza de Paramount. Estas producciones fueron producto y fruto de un esfuerzo familiar realizadas durante cinco meses donde su padre le ayudaba con el modelo metálico de cada uno de los personajes, mientras su madre creaba los disfraces para todos.

Mighty Joe Young (1949)

962709323_orig

Como había mencionado anteriormente, Willis O’Brien fue un grande inspirador en el trabajo y producción de Harryhausen desde esa primera vez en el cinema viendo King Kong. O’Brien y Harryhausen formaron una amistad donde O’Brien le había contratado para realizar la nueva imagen del gorila para la nueva producción que estaban realizando los autores y equipo del tradicional King Kong. Mighty Joe Young es el primer trabajo de Harryhausen y sus planos evocan una profunda influencia de King Kong aunque con una diferente personalidad.

The Beast from 20,000 Fathomas (1953)

962709323_orig

Esta siempre será una de mis personalmente favoritas. En esta etapa Harryhausen se había logrado consolidar como figura pionera tras ese efecto especial que les mencionaba anteriormente: Dinamaton. No hay demasiado qué decirte tras este filme como datos generales más que su técnica es una obra maestra. Las diferentes imágenes de este monstruo rompiendo diferentes planos y lugares de la ciudad de Nueva York, siguen siendo bastante icónico dentro de los críticos y espectadores contemporáneos.

Mysterious Island (1961)

rWedraIjZo6ma5ecKtemSTkNd1e

El talento de Harryhausen había logrado transgredir algo más que un plano único y limitado del stop-motion, esta película y adaptación del libro de Julio Verne demuestra las capacidades en las cuales Ray estaba hecho. Puede ser que las figuras dentro de este filme no se muestren como las más logradas técnica y estéticamente, sin embargo sus dotes los había logrado llevar debajo del agua, recreando imágenes y figuras submarinas como cangrejos vivos y de tamaño real. El mismo Harryhausen admitió en vida haberse comido las estrellas de cine.

The Golden Voyage of Sinbad (1973)

Golden-Voyage-of-Sinbad-1973-1

Considerada por los espectadores y críticos cinematográficos como el mejor filme logrado dentro del canon de Harryhausen, resucitó las historias de las mil y una noches para una de las imágenes de Simbad dentro de la película como una clásica epopeya fílmica india. Harryhausen había llevado su técnica Dinamaton hasta esta década la cual, por los departamentos de publicidad y mercadeo, había cambiado su nombre a Dynarama.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: