Claude Chabrol: el símbolo masculino de la Nouvelle Vague

Por: Katherine Gerena

En un día como hoy, 24 de junio, nacía en París uno de los máximos exponentes del cine francés: Claude Chabrol. A pesar que los años de su descenso no alcanzan más de los diez años, recordar a este gran artista es adentrarse en un gusto bastante basto por la literatura, una puesta en la pantalla grande bastante teatral y una admiración de diversos artistas de cine de su inspiración como Hitchcock.

A pesar de que no es bastante reconocido en temáticas generales, reconocerlo y tenerlo bastante presente es también comprender el amor por el cine que desarrolló Chabrol que lo llevó hasta los últimos años de su vida para seguir produciendo películas. Y ante este desconocimiento que le abarca, he decidido hoy tomarme el atrevimiento para hablar un poco sobre Chabrol y algunas joyas indispensables a tener en cuenta para ver.

Desde una infancia muy temprana, Chabrol empezó a desarrollar sus primeros intereses en el cine después de observar una película de Mervyn LeRoy; y más adelante, luego de la Segunda Guerra Mundial, instalaría un cine garaje dentro de su nuevo lugar de vivienda con quien compartía con su abuela. Pero su mayor exponente dentro de la industria del cine fue cuando decidió fundar su propia productora AJYM Films -que contiene los nombres de sus hijos y esposa- con la cual logró adentrar sus primeros largometrajes y también, por estas mismas instalaciones, navegaron varios exponentes de la Novelle Vague como Jacques Rivette, Philippe de Broca y Éric Rohmer. Sus primeros filmes como cineastas también le dieron su posición dentro del movimiento.

Desde thrillers hasta películas de guerra, juegos de poder psicológicos y dramas, Chabrol logró abordar diferentes formas arquetipicas a lo largo de su producción que consta de más de 60 largometrajes, documentales, episodios y uno que otro artículo crítico de cine. El cine de Chabrol es más tradicional, convencional entre el drama y las emociones. Sin embargo, su constante y fluctuante salto entre géneros, hace que sea bastante difícil de elaborar como encontrarle un principio a la hora de evaluar su producción artística. Vamos a examinar algunas de sus obras.

Le Beau Serge (1958)

Bueno, creo que la mejor manera de entender a Chabrol es desde el inicio y este punto empieza con su primer debut como cineasta con la película Le Beau Serge (El bello Sergio). Para ser su primer largometraje como director, es una película bastante madura que abordar las frustraciones sociales y el aislamiento rural. Esta película y en comparación de las demás que creará a lo largo de su vida, está muy lejana de ser en lo que se convirtió y el experimento visual que logró generar. Sin embargo, conserva muy bien la era cinematográfica que vive el país, aborda perfectamente las urgencias sociales y los cuestionamientos políticos. Es una obra maestra del francés.

Les Cousins (1959)

Este fue su segundo largometraje que se había planteado inicialmente como su debut pero debido a los gastos y demás técnicas en relación con el rodaje, fue aplazada y posteriormente estrenada. Les Cousins (Los primos) parece sentirse como el inicio de la carra del artista y todo parece ser por el triángulo tan perfectamente logrado por Chabrol entre tres personajes bastantes claves dentro de la película: Charles–Hélène-Paul, siendo la creación más formal y característica del cine chabroliano. Esta película logra un excelente vínculo entre los actores y el director, los cuales estarán presentes en sus siguientes producciones -tal vez no juntos, pero sí de nombre-.

¿Por dónde continuar?

Les Biches (1968) y Le Boucher (1970) serían los otros dos títulos por los cuales continuaría -juzgo personalmente-. A medida de que se acercaban los 70’s, los ojos de Chabrol se orientaban en querer retratar más sobre aquellas cuestiones sociales relacionadas por la burguesía francesa y los demás círculos sociales que de ahí se desarollaban. Algunos críticos de cine consideran a Le Boucher como una de las obras maestras del director -y por ende, uno de los referentes más grandes del cine francés-.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: