San Pablo, Picasso, Escobar y Kanye West

Por: Jesús Velázquez

Hace 43 años nació el hijo pródigo de Atlanta, Georgia: Kanye Omari West. Inició su carrera como productor, y es uno de los primeros en graduarse de la universidad, pero pronto tendría la oportunidad de cantar sus propias canciones. En una visión global, West fue pionero en diversificar los temas en el hip-hop, tocando temas más sensibles, incluso dedicando un disco entero a su rompimiento amoroso (808 & Heartbreak).

En 2016, ya en el pedestal donde ha estado por años, lanzó The Life Of Pablo, uno de sus producciones más olvidadas. A pesar de ser un disco repleto de colaboraciones inquietantes como Frank Ocean, Kid Cudi (con quien haría un proyecto colaborativo), Sia, Kendrick Lamar, Post Malone, Ty Dolla $ign, Rihanna, etc. Aunque hubo referencias anteriores, The Life Of Pablo puede significar el inicio total a la religiosidad de Kanye West que culminaría con el lanzamiento de Jesus Is King.

The Life Of Pablo tiene inspiración en los 3 «Pablos» más importantes de la historia antigua y moderna de la humanidad. El primero, cronológicamente y en relevancia, es San Pablo. En la religión cristiana, este apóstol es uno de los más importantes, ya que tuvo un papel fundamental en la expansión del cristianismo. San Pablo fue quien llevó la palabra de Dios a las corrientes culturales fundamentales del Imperio Romano, tal como Roma.

Pablo Ruiz Picasso, más conocido por su firma Picasso, fue un pintor español. El artista fue una auténtica revolución en el arte de la pintura, ya que introdujo el cubismo. Esta corriente expresiva dio la ruptura al arte figurativo. Las figuras geométricas, las líneas, todo ello transmite. La importancia de Pablo Picasso no solo se queda ahí, sino que fue inspiración para diversos iluminados: Diego Rivera, por ejemplo.

Los 70’s en Colombia vieron el surgimiento de una de sus figuras más importantes, aunque para mal. Pablo Emilio Escobar fue un narcotraficante fundador del Cartel de Medellín. Puso en jaque al gobierno de su país y el estadounidense. A pesar de ganarse el cariño del pueblo, eventualmente se volcaría ante él, desatando una de las épocas más crudas. Kanye West hace un símil con la presencia millonaria del personaje colombiano. Hay que recordar que para aquellos días, los Yeezys daban sus primeras ganancias.

¡Felices 43 años Mr. West!

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: