LEGO y la educación de plástico

Por: Jesús Velázquez

La empresa de juguetes danesa, LEGO, informó que dejarán de publicitar sus figuras relacionadas con policías. El lamentable fallecimiento de George Floyd, más allá de cuestionarnos la persistencia del racismo, nos ha dado un momento para reflexionar sobre las representaciones que tenemos sobre los cuerpos de seguridad. LEGO no se quedó ahí, sino que también donaron 4 millones de dólares a favor de organizaciones de niños negros y la educación de la igualdad. 

Bien se puede pensar que es en sí otra maniobra de marketing (y realmente no es del todo incorrecto), pero hay más entre líneas. Los juguetes, bajo cualquier fabricación y origen, forman parte de la educación de niños y niñas. Los conocimientos no solo parten de organizaciones formales, esto sería obviar otro tipo de estímulos. LEGO hizo bien, pero los padres deben hacer el siguiente paso.

En Estados Unidos se quitarán los sets que incluyan policías o cualquier representación relacionada. La cobertura mediática sobre este asunto es imprescindible. Es imposible que los más pequeños no tengan cierto acercamiento a estas imágenes. No, no se trata que  los padres les enseñen lo más gráfico, pero sí estar presentes si en algún momento preguntan: ¿Qué hicieron mal los policías? ¿Qué está pasando? ¿Por qué están tan enojados?

En facto esto no solucionará mucho, más allá de la modesta donación. Se le puede criticar cualquier tipo de hechos, pero, debería ser la entrada para entender que hay más formas de educación. Los juguetes, caricaturas y más productos destinados a los niños y niñas no deberían ser simples, pues también tienen un papel en la formación de la cosmovisión de los futuros ciudadanos.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: