Entre la honestidad y la polémica: Lana Del Rey anuncia disco y publica un controvertido mensaje

NEW YORK, NY – JANUARY 28: Recording artist Lana Del Rey attends the 60th Annual GRAMMY Awards at Madison Square Garden on January 28, 2018 in New York City. (Photo by Dimitrios Kambouris/Getty Images for NARAS)

Por: Itzel Gadner

Elizabeth Woolridge Grant mejor conocida con el stage name de Lana Del Rey se ha caracterizado por ser una artista y mujer que no tiene pelos en la lengua, y menos para hablar de aquello que le ha afectado a lo largo de su carrera; tanto en su vida personal como en la pública. En este caso no podríamos esperar menos de la cantante quien acaba de revelar que lanzara su próximo próximo disco para el 5 de septiembre y no solo eso, sino que además publicó un mensaje contundente desde su perfil de instagram.

En cuanto al álbum, que llevará por titulo Violet Bent Backwards Over the Grass, será más “recitado que cantado” en forma de colección de poesía o, “audiolibro de poemas”- Estará musicalizado por el mismo Jack Antonoff con quien trabajó en su anterior magnifico álbum Norman Fucking Rockwell! y con el que se ganó una doble nominación en Los Grammy del año pasado. Este será lanzado a través de los sellos de Interscope y Polydor. Por lo que podemos decir, se tienen altas expectativas del upcoming álbum. 

Sin embargo, este no es el único hecho por el cual Del Rey se ha vuelto trending topic mundial a través de Twitter, sino que también, es por un mensaje que publicó a través de sus redes sociales. Este ha dado pie a diversas interpretaciones por parte de las personas. La cantante se sincera sobre las acusaciones de su “romantización/glamurización del abuso” dentro de diversas líricas en sus canciones, así de quienes la critican por esta “doble moral” al no “encaja con la imagen actual de liberación femenina sexual.  La cantante respecto a ello escribe que:

“Ahora que Doja Cat, Ariana (Grande), Camila (Cabello), Cardi B, Kehlani, Nicki Minaj y Beyoncé han tenido éxitos en primer lugar (Billboard) con canciones sobre ser sexy, no llevar ropa, follar, ser infiel, etc., ¿puedo, por favor, volver a cantar sobre estar empoderada, sentirme hermosa al estar enamorada aunque la relación no sea perfecta, o bailar por dinero (o lo que quiera) sin ser crucificada o decir que estoy romantizando el abuso?”, se lee en los primeras líneas.  

 

 

Continúa diciendo: “Estoy harta de que escritoras y cantantes alternas me ​​digan que glamourizo el abuso cuando en realidad solo soy una persona glamourosa que canta sobre realidades que están presentes ahora y son relaciones emocionalmente abusivas, en todas partes del mundo».

Algo que, además, llama la atención fue la manera en que se describe a ella misma como una mujer “no feminista”. Sin embargo, argumenta que debería de existir dentro del feminismo espacios “para mujeres que lucen y actúan como ella… el tipo de mujer que dice que no, pero los hombres escuchan que sí; las mujeres que son criticadas sin piedad por ser auténticas y delicadas; el tipo de mujer a la que le quitan sus propias historias y son calladas por mujeres más fuertes u hombres que odian a las mujeres”.

“Siempre he sido honesta y optimista con las relaciones difíciles que he tenido. ¡Sorpresa! Esto es así para muchas mujeres. Por desgracia, esta ha sido mi experiencia”, escribe en las líneas finales y concluye que sus canciones de alguna manera “han construido el camino para que otras mujeres dejen de “poner una cara feliz” y de ser capaces de hablar de los que se les antoje dentro de su música”. 

Finalmente, en este  mensaje se puede ver como una carta de honestidad y autenticidad a aquellas artistas que ha intentado mantener a lo largo de su carrera. Las diversas situaciones de abuso y desahogo, así como de la propia sexualidad de la cantante, se vierten en canciones en tonada triste que ha generado rechazo. Por otra parte, nos hace pensar en la doble moral de una industria musical que «glorifica» a las mujeres, “colgándose” de la liberación femenina. Misma que hace tiempo rechazaba.

Aunque la intención de la cantante fuera señalar la manera en que la mujeres ahora pueden expresarse de la manera en que lo hacen ahora sin ser criticadas, al nombrar a cada una de estas cantantes, solo banaliza el asunto. Olvida que otras artistas también han pasado por muchas experiencias de abuso y dolor. Mujeres como Fiona Apple que han escrito  sobre el menosprecio. Para Beyoncé el álbum Lemonade, le sirvió como una propia terapia musical.

Estas perspectivas siguen en boga y prenden fuego en las redes sociales con debates que a raíz de esta simple imagen. Cualquiera que sea el motivo detrás para publicar esta mini-carta, no está de más puntualizar los logros que las artistas femeninas han logrado a través de los años.

Este logro alcanzado ha roto diversos paradigmas, tabús e imágenes de «la mujer ideal». Poco a poco, se abre la figura de una mujer real, que siente, duele y se expresa desde su sexualidad y su cuerpo. A pesar de las trabas, la libertad con la que Lana Del Rey escribe no se parece en nada a lo que se podía expresar hace unos años atrás. Todo gracias a ellas. 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: