The Midnight Gospel | Entre las reflexiones y alucinaciones

Por: Katherine Gerena

Estábamos sentadas con mi madre sin saber qué ver después de concluidas varias de las series que teníamos presentes por recomendación de otras personas -honestamente, soy bastante mala para las series-. Sin ideas, me dirigí a la sección de nuevos lanzamientos y a mi madre le llamó la atención la opción que tenía unos dibujos animados -exactamente, The Midnight Gospel-, y por la facilidad presentada ante la brevedad de sus capítulos, decidimos verla.

Por momentos me gustaría recordar que fue lo qué paso en el transcurso de los ocho capítulos que están presentes en su primera temporada pero se me dificulta hacer memoria. Sólo tengo imágenes de unos dibujos bastante exuberantes que se enfrentan a varios personajes que pueden ser producto de una alucinación de nuestra cabeza o de nuestros peores temores de nuestras vidas, estas representaciones corren en mi mente como pequeños ‘flashes’ o deja vúes: me recuerdan a mis sueños, en especial a los que he tenido estando encerrada ante la contingencia internacional.

The Midnight Gospel es una de las nuevas series para adultos estrenada sin mucho pábulo hace algunos días atrás y está presente en la plataforma de streaming Netflix. Sus creadores son Duncan Trussell y Pendleton Ward: el primero es actor, comediante y host del podcast Duncan Trussell Family Hour; mientras que el segundo es productor, guionista y animador altamente conocido por la creación de la serie The Adventure Hour. Sin duda, ambos sujetos proporcionan sus nombres y apellidos para darle la forma y singularidad a esta nueva serie que logra ser un experimento bastante interesante y una buena adaptación animada de un podcast.

The-Midnight-Gospel-Temporada-2

Lo llamativo a primera instancia de The Mignight Gospel son sus animaciones las cuales nos trae un aire no del todo desligado de la serie de Cartoon Network: The Adventure Hour. Las premisas y reseña de ambas series hasta podrían parecer muy similares: sus personajes principales se enfrentan unas aventuras totalmente desconocidas pero, ¡cuidado!, no se dejen confundir, esto sólo es el reojo. Cuando más se ahonda en la serie de Trussell y Ward, más cuenta nos damos que ellos, jugando como dos malabaristas sobre el límite, pasan por sus manos las pelotas que simbolizan los planos de la memoria, la ficción y la subjetividad.

Recuerdo que cuando estaba viendo esta serie y la primera opinión de mi madre -bastante asertiva y en la cual baso mi hipótesis- fue: «Pero no lo entiendo del todo, siento que los dibujos no describen nada de lo que hablan y para poder entender de lo que están hablando, debo dejar de centrar mi mirada en los detalles animados». Mi madre había dado con la solución ante este conflictuante detalle para observar la serie: dejar de observar para sentir, escuchar y aprender. Este es la minucia de la serie y su autenticidad: creemos que los dibujos relatan las historias o que las historias tienen una conexión con los dibujos pero no es del todo cierto.

El alejamiento presentando en The Midnight Gospel de la histórica y ortodoxa narrativa contribuye a una especial sensación de cuando estamos bajo los efectos de los alucinógenos -lo admito, soy culpable, mi primera percepción al ver esta serie fue: ‘tengo que verla con un papel de LSD bajo mi lengua’-. Bajo el producto de cualquier sustancia psicoactiva, transgredemos cualquier plano de la racionalidad y entramos en uno donde la fluctuación del diálogo y la facilidad de las palabras aumentan bajo una armonía de la mente, cuerpo y el espíritu. Esta relación desligada se puede observar en las diferentes formas que toma nuestro personaje principal, o como la serie lo llama: «avatares».

EWuRliwXsAAUNbo

La muerte, la vida, el perdón, las drogas, la psicoanálisis, el nirvana, la mente, los sentimientos, la meditación, los budistas, la iluminación, el miedo, la existencia, el por qué y cómo; son sólo algunas de las temáticas que la serie aborda por medio de entrevistas reales y derivadas del programa The Duncan Tussell Family Hour realizadas a personajes intergalácticos los cuales nos comparten sus más profundas reflexiones y experiencias alrededor de las mismas y la vida. Cada capítulo permite explorar la dualidad del cuerpo y alma, mente y espíritu, que caracteriza nuestra existencia; y así mismo, poder comprender un poco más nuestra sencillez como individuos y organismos pluralistas y sentipensantes.

The Midnight Gospel puede no estar entre las primeras opciones tan pronto y como se abre la plataforma, mucho menos está en la sección de las más aclamadas o en el top dentro de los países; pero es la perfecta opción para escapar de esa prisión humana y viviente que tenemos como cuerpo y existencia, y poder levitar la mente ante aspectos que muy poco reconocemos o prestamos atención de nuestra individualidad y de los cuales solemos escapar y muchas veces, esconder.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: