The Last Dance, Michael Jordan y aquellos legendarios Chicago Bulls

Por: Fernando Orozco

En la actualidad es difícil tener un debate sobre quién es el jugador más grande en la historia de la NBA y no mencionarlo, también puede serlo el encontrar algo que no se haya dicho ya sobre ese chico que si bien nació en Brooklyn, comenzó su legado en Carolina del Norte.

Pese a esto, The Last Dance, nos muestra la faceta de Michael Jordan y los Chicago Bulls en la temporada 97-98, donde se le dio acceso a las cámaras de NBA Entertainment para documentar el último campeonato de aquel legendario equipo.

Gracias a esta cercanía podemos ver una faceta de los jugadores y la directiva poco explorada hasta la fecha, en el primer episodio vemos como toda la gloria no llegó por casualidad, es decir, para conseguir lo que lograron y para que MJ se convirtiera en lo que es, hace falta un equipo y trabajo excepcional.

Cuenta con imágenes inéditas, también, no sólo se habla de él sino de figuras que lo ayudaron a ser leyenda como Scottie Pippen, Dennis Rodman y el coach Phil Jackson. Con Phil, precisamente conocemos al «villano» de la historia, Jerry Krause, así como tenemos un acercamiento al negocio sucio que puede llegar a ser el deporte.

bulls97

En su primer día fue vista ya por 6.1 millones de espectadores que están más que emocionados con qué se presentará en los siguientes episodios, incluyendo basquetbolistas profesionales.

Para cualquier persona sin duda lo excepcional será descubrir el «secreto» o la «magia» detrás de todo, que no es otra cosa que trabajo.

«Prácticamente todo el equipo estaba ahí, haciendo cosas que yo nunca había visto en mi vida. Tenías rayas de cocaína por todos lados, pipas de marihuana, mujeres… Era un circo. No iba a clubes, no fumaba, no me metía cocaína y en ese momento tampoco bebía. Solo buscaba descansar un poco y estar bien para jugar al baloncesto«. Dice Jordan sobre su postura a la vida del equipo veterano cuando él era apenas un novato.

Por si alguien aún tenía la duda, esta serie documental se encargará de replantar bien porqué la historia fue de tal forma para ese número 23 que ganó ganó seis anillos con los Bulls, tuvo promedio de 30,1 puntos por partido en su carrera, el mayor en la historia de la liga. Consiguió 10 títulos de máximo anotador, 5 MVP de la temporada, 6 MVP en finales; perteneció al mejor quinteto de la NBA en diez ocasiones, 9 veces en defensivo, líder en robos de balón durante tres años y un reconocimiento al mejor defensor de la temporada.

 

«Mírame a los ojos. Está bien si tienes miedo. Yo también. Pero tenemos miedo por diferentes razones. Tengo miedo de lo que no voy a ser. Y tienes miedo de lo que podría llegar a ser. Mírame. No me dejaré terminar donde comencé. No me dejaré terminar donde comencé. Sé lo que hay dentro de mí, incluso si todavía no puedes verlo. Mírame a los ojos. Tengo algo más importante que el coraje. Tengo paciencia. Me convertiré en lo que sé que puedo ser«, Michael Jordan

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: