DUCKWORTH: el día que (casi) cambió la vida de Kendrick Lamar

Por: Jesús Velázquez

El 14 de abril de 2017 se estrenó DAMN. de Kendrick Lamar. A diferencia de sus anteriores producciones, este disco es (aún) más personal de lo que fue To Pimp a Buttefly good kid M.A.A.D. City. En DAMN., Lamar retrata el mundo al cual fue arrojado: uno lleno de violencia, matanzas, desesperanza y múltiples formas de racismo. En XXX. menciona: «Tira un filete fuera del arca, a una piscina llena de tiburones y él lo logrará» y con ello retrata un sistema competitivo, donde pocas esperanzas tenía de no ser un criminal más.

Dentro de los pasajes (casi bíblicos) que da Kung Fu Kenny, hay uno que por mucho llama a los reflectores: DUCKWORTH, tema de conclusión del disco. El título de la canción es su propio apellido, pero no trata sobre Kendrick Lamar (íntegramente) , sino sobre una anécdota de su padre, un casi asesinato y una enseñanza sobre el karma bueno.

Compton, un lugar más cerca del infierno

Vivir en Los Ángeles no es un sueño en totalidad. La ciudad de Compton se ha distinguido por ser violenta, llena de pandillas, crack y una representación fidedigna de la pobreza y desplazamiento de la comunidad negra. La delincuencia tuvo sus despuntes a mediados de los 80’s y se subrayó hasta los 90’s. Una sociedad infectada de una droga que probablemente fue introducida desde la cúpula de poder. Desde Chicago llegaría Kendrick Lamar (de muy corta edad), su madre y su padre, apodado Ducky, con referencia a su apellido. Con apenas 500 dólares, no tenían mayor costo que perder.

Ducky consiguió un empleo en el Kentuchy Fried Chicken, un establecimiento que tampoco estaba exento del golpe de violencia. En 1984, ya había sido atracado: el saldo fue un disparo al gerente y un asesinato a la clientela. Ducky,  según palabras de Lamar, sabía del suceso y aún con la cocida ferocidad de la ciudad, no podía denegar la oportunidad de llevar un poco de ingreso a su casa.

Anthony Tiffith, antes de ser productor

El otro personaje de la canción DUCKWORTH es Anthony Tiffith. Se presenta, ciertamente, como un antagónico. A su cortada edad, Anthony ya manejaba cantidades importantes de droga: ganó una fortuna comercializando crack. Fue atrapado en un tiroteo, llegó hasta juicio, pero no pudo ser valorado por las pruebas. A pesar de caminar por una cuerda floja, Anthony volvió al mundo de las drogas y la delincuencia.

Anthony planeó ejecutar un nuevo robo al Kentucky Fried Chichen: la misma sucursal donde trabajaba el papá de Kendrick Lamar. Llegó el día del atraco y sin pensarlo, en ese momento se jugó más allá de la vida de los dos implicados.

El incidente del pollo

De nueva ocasión, la sucursal de KFC en Compton sufriría el arrebato de la violencia. Anthony de primeras ya conocía a Ducky. Lo describe, de nuevo bajo palabras recapituladas por Kendrick, un tipo de piel clara, con separación en sus dientes y cabello rizado. Sin hacer hincapié en el momento delictivo, todo indica que Anthony lo realizó, pero dentro de la negociación, Ducky le daría un inusual ventaja: pollo gratis y dos piezas de bisquet cada que fuera. El asaltante aceptó y se fue sin más. Años después, Anthony y el pequeño Ducky (Kendrick Lamar) convivirían, pero ahora en un estudio de grabación. y generando millones.

El karma bueno

«Si Anthony hubiera matado a Ducky, Top Dawg [apodo de Anthony Tiffith] estaría encerrado de por vida, mientras yo crezco sin padre y muero en un tiroteo». El mundo es pequeño, nadie se imaginó lo que se apostaba ahí. Kendrick Lamar rectifica que tanto su padre como Tiffith, tomaron el camino del bien: derrocando a su propia concepción racial. En 2004, Anthony Tiffith fundaría el sello discográfico Top Dawg, el cual fichó a Kendrick Lamar y lo ha acompañado desde sus primarias grabaciones, hasta el momento en que se tomaría el papel de maestro de orquesta en el premiado To Pimp a Butterfly. Todo por no disparar en aquel KFC.

DAMN. de Kendrick Lamar se estrenó el 14 de abril de 2017.

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: