White Riot, primer sencillo de The Clash – canciones que cambiaron la historia

Por: Fernando Orozco

Corría el año de 1976, se llevaba a cabo el carnaval de Nothing Hill en Londres, festividad que 10 años antes había comenzado precisamente para reconocer la diversidad cultural y manifestarse en contra de los ataques racistas a la comunidad migrante de la zona. 

3 jóvenes ingleses llamados Joe Strummer, Paul Simonon y Bernie Rhodes, que recién habían creado su banda de punk rock, rondaban por la zona del festejo cuando una multitud llamó su atención, se trataba de un arresto a un joven negro porque supuestamente acababa de cometer un robo.

La mayoría de los chicos asistentes eran de raza negra, estos comenzaron a culpar a la policía de estar cometiendo un arresto injusto y abusivo contra el acusado. Cuando la multitud se comenzó a salir de control, Simonon y Strummer ya lanzaban ladrillos a las autoridades e intentaban quemar un auto. Tras fallar en eso, Joe escribiría esa misma tarde su primera canción relacionada a la situación.

Al querer reflejar su frustración por no poder pertenecer a la lucha, ya que él era blanco, llegó White Riot , que era un llamado a las personas blancas que no se manifestaban como lo hacían los negros contra la injusticia y el abuso de autoridad.

«Black man gotta lotta problems
But they don’t mind throwing a brick
White people go to school
Where they teach you how to be thick

All the power’s in the hands
Of people rich enough to buy it
While we walk the street
Too chicken to even try it»

Con toda la rabia del punk rock, Strummer le dió al mundo su primer canción de protesta que abriría camino a un sin fin de himnos que The Clash creó con el paso de los años. Con apenas 1:57 minutos de duración, este primer sencillo sería similar a lo que en ese entonces hacían los Sex Pistols o los Ramones en Nueva York. Incluso iniciando la canción el mítico: ‘1,2,3,4!‘, que tanto caracterizó a los neoyorquinos.

Poco a poco la banda fue creciendo tanto en cuestión lírica como en calidad y variación musical. Esta positiva evolución hizo que algunos miembros de la banda consideraran la inclusión de White Riot en su repertorio. Sin embargo, los fans la aclamaban y sin esta canción no hubiese sido posible el nacimiento de una de las mejores bandas de la historia.

En 2002, un mes antes de su muerte, Strummer se reunió con Mick Jones, tras 20 años sin tocar para interpretar nuevamente algunas canciones de The Clash, entre ellas, la indiscutiblemente legendaria,White Riot.

20920219664_8fe1b6eedf_b

 

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: