Los Románticos de Zacatecas | Entrevista

Por: Daniel Pichardo

Zacatecas es el octavo estado más extenso que hay en México, sitio en el cual la cerveza abunda en temporadas de calor, como primavera y verano; pero en invierno llueva, truene o relampaguee el tequila es bienvenido. Donde el «espanglish» de los paisanos se hace presente y las trocas o sombreros hacen sombra para el calor. El estado cuenta con cincuenta y ocho municipios, entre ellos Fresnillo, lugar donde nació el cotorreo más zacatecano del país: Los Románticos de Zacatecas

Jesús Manzanares, voz y guitarra en la banda venía de una variedad de agrupaciones frescas en Fresnillo y con una inquietud en la música siempre en su mente, además del diseño gráfico. Junto con su hermano Guicho y Toño comenzaron a tocar, palomear y buscar nuevas formas de ingresar a la música. “Traíamos como una onda de ser minimalistas. Venía toda la onda del new metal: no queríamos usar pedales ni que la bataca tuviera tantos platos. Llegamos en un trip de hacer canciones y que la letra fuera muy zacatecana, muy norteño o banda, todo eso”, menciona Jesús.

Su EP homónimo fue un golpe con el cual llegaron más allá de dicho estado con cinco canciones. Grabado en un estudio que era también una tienda de instrumentos y con ayuda del productor de TV on the Radio. Los Flaming Lips o Tame Impala sonaban en ese momento por todo el país en la radio y lograron un espacio entre dichas bandas. Una explosión norteña que hizo posible que llegaran a manos de Madame Records y esta fuera la que los presentara con Tito Fuentes. Un proyecto que empezó en el cotorreo y que no sabían con exactitud cuando iba a acabar.

La Avanzada Regia fue un ejemplo para muchas bandas que estaban en otros estados del país, a pesar de que en la CDMX la música se producía a granel y no había nada por fuera, fue un instante en el que las bandas de Monterrey salieron a escena, a decir que si se podía. “Cuando salió Nirvana te hacía pensar que un güey normal podía derrotar al sistema, como ganarle a todo. Entonces como que para nosotros fue un ejemplo de que podíamos agarrar una lira y tocar. Quisimos ser un ejemplo para la banda: son unos güeye de un rancho y hacen esto. Suena muy ñoño pero antes veías bandas que podían hacerlo, entonces tú también sentías que podías”, menciona Jesús recordando a Cobain y sus diarios con canciones o discos de bandas que lo marcaron.

A016256-R1-25-29

Un año después con la ayuda de Tito sacaron el Muchacha. Disco importante para esa generación que le pegaba al género rock, pero no al rock de los Rolling Stones, sino a un sonido más romántico y eléctrico con el que pudieran conectar con los oyentes. Material que en el 2020 cumple diez años de existencia gracias a estas mezclas de guitarras con potentes letras.

Ya lo Dijo Rufis Taylor fue zacatecanizado de otra manera. Cual Portishead, pusieron sampleos y grabaciones de entrevistas o videos de gente malhechora cuando la delincuencia estaba muy fuerte allá en esa época, grabaciones de tarolas en las fiestas o mensajes entre la banda zacatecana del gabacho y la del estado. Una forma de ocupar el espacio que dejaba no haber estado en Zacatecas por un largo tiempo, grabaciones recopiladas de todo el relajo de su tierra natal.

El Corazonada fue un reto para Manzanas, Guicho, Gerber y Toño: presiones de management, que el sonido no fuera el característico, meterse con otros géneros e incluso que fuera un disco producido por alguien más conocido. Pero con una sola condición, de que siguiera siendo romántico. “Ya que salió como que se liberó un poco el estrés. Como que no tiene tanta onda zacatecana y tampoco onda dos milera, el Corazonada tiene algo especial, son las rolas que suenan como suenan”, recuerda Manzanas aquella cruda etapa que vivieron.

Un disco lleno de distorsión, donde dejaron a un lado el ser minimalistas: no tener efectos, pedales o más cosas en la batería. Muchas bandas que hacen recordar a este sonido como Weezer, Pixies o The Stone Roses; una grabación muy ruidosa, muy densa que capturaba desde el comienzo con esas guitarras y la batería. ¿Lo zacatecano? La portada del disco, pensada en los Retablos de Plateros, usados para cumplir milagros y colocados donde se encuentra el Santo Niño de Atocha.

A016256-R1-28-32A

James Murphy de LCD Soundsystem decía que no hay un cuarto disco bueno en ninguna banda, tiempo después recapacitó y sacó el American Dream; al igual que él, los Románticos lo hicieron con Parques. Material dividido en dos partes y que fue un experimento para el cuarteto. “El Parques fue un rollo de que ya habíamos pasado nuestra era garage y queríamos sonar como nos gustaría sonar; con la tecnología que hay ahorita y el acceso que tiene la banda, podemos sonar como las bandas que más nos gustan”, dice Manzanas golpeando con los dedos la mesa cual teclado.

Los Románticos de Zacatecas sacarán el 21 de febrero de este año las versiones acústicas de algunas de sus canciones más románticas y calmaditas que siempre les piden en vivo.

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: