MANIC: Halsey regresa a ser Ashley para escribir sobre su trastorno bipolar

Por: Itzel Gadner

Halsey ha construido su imagen, como la de una artista radical, original y un tanto rebelde dentro del genero pop. Desde su despegue en el año 2015 con sus canciones Colors y Ghost -donde abiertamente se declara al mundo como una mujer bisexual- son parte su disco debut BADLANDS.

Ahora la cantante esta de regreso con Manic su tercer álbum y donde la cantante describe; «Es un álbum de Ashley hecho por Halsey«. La combinación de estilos quizá sea una analogía a los cambios de animo que la misma Halsey estaba padeciendo. Queda claro entonces, que la oriunda de New Jersey se vuelve sobre si misma, para descubrirse y abrirse al mundo sobre su trastorno bipolar, los episodios de manía que fueron con los que, de alguna manera, navegaba mientras creaba Manic.

A través de sus 16 canciones, Ashley Frangipane o, mejor conocida por su stage name Halsey: va contando por medio de sus canciones y líricas, sus inseguridades, le habla a sus relaciones pasadas y el nefasto habito de auto-sabotearse cuando todo parece ir bien. Halsey le pregunté a su amante ¿si será capaz de estar con ella aun sabiendo los demonios que la acechan? La joven veinticincoañera retoma sus vivencias, como cuando buscaba con quien hablar a las 3 am desesperadamente para no quedarse sola con sus pensamientos. La canción es una combinación de rock-pop muy al estilo del pink punk de los 90’s.

Por otro lado esta clementine; con su esperado ritmo del pop moderno, letras que se ligan a álbumes anteriores, referencias a películas como el eterno resplandor de una mente sin recuerdos; del cual la cantante, ya había mencionado se siente identificada con la protagonista y por quien da nombre a su segundo track. En este, llama la atención la sobre posición de dos voces: una halsey dulce y una halsey gritando, casi chillona al fondo repitiendo el mismo coro. Quiza una forma de hacer referencia a la confrontación de voces y emociones en su mente.

View this post on Instagram

☀️☀️☀️

A post shared by halsey (@iamhalsey) on

También la variedad de productores y artistas que participaron en los interludios; desde Dominic Fike, pasando por Alanis Morissette, hasta SUGA de BTS -con quien ya había colaborado en Boys With luv-. Cada uno representado alguna forma de amor: amor fraternal, amor por alguien de tu mismo sexo -refiriendo a la bisexualidad de la cantante- y amor-odio a lo que significa hacer música.

 

En I HATE EVERYBODY contó con la coproducción de Finneas O’Connell -hermano de la cantante Billie Eilish- y esta fuertemente presente el estilo que caracteriza a Eilish con un tono sombrio R&B.

Con todo esta mezcolanza de emociones provenientes de lo que la artista ha vivido, da la impresión de la cantante solo escribía conforme los pensamientos y emociones llegaban, sin un marco narrativo o conductivo como ya habíamos visto en su anterior disco hopeless fountain kingdom.

Finalmente no podríamos terminar esta nota sin dejarles el respectivo playlist del álbum en spotify, tanto como en Youtube, para quienes no sean tan fanáticos de la primera app de música y en un intento claro, de ser un poco más inclusivos con otros medios de reproducción musical.

Acá el link que da directamente al full album en Youtube:

El álbum completo en Spotify:

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: