El fin de la saga Skywalker

Por: Fernando Orozco

Después de 42 años, la saga de Star Wars ha llegado a su fin y de la mano del episodio 9 llegó el desenlace de la historia de los Skywalker, pero, ¿se trata de un buen final? ¿cumple con las expectativas?

Es claro que con esta nueva entrega, se buscaron atar todos los cabos sueltos cayendo en las reapariciones de personajes o situaciones forzadas que no ocurren ni en el canon escrito, la película inicia siendo directa y todo el tiempo busca mantener el ritmo, pues es la última oportunidad para hacerlo bien.

Estas partes forzadas en The Rise of Skywalker difícilmente podrán ser justificadas incluso en cómics o en el peor de los casos, con más películas. Se siente como algo realizado sobre la marcha debido a las malas críticas del episodio anterior y no como algo planeado desde un inicio.

Algunas cosas se resuelven bien y otras no tanto, las revelaciones en esta película dividirán fuertemente a los fans, sin embargo, como estos han sido el fuerte más grande de la franquicia, también han sido sus incomodos y minuciosos críticos. Evidentemente se trata de una saga bastante lejos de ser perfecta, pero no necesita serlo para tener el puesto que tiene en la vida de cada uno de quienes le tienen tanto cariño.

En 1977, cuando se estrenó A New Hope,  ver efectos como los que se presentaron no era habitual y George Lucas junto con un gran equipo de trabajo nos obsequió una aventura ligera pero visualmente muy entretenida que creó un antes y un después en el cine.

Pese a esto, lo que verdaderamente hace entrañable a Star Wars son sus personajes, héroes que sin importar su origen y diferencias, luchaban por lo justo, pues no importaba si se trataba de un humano, extraterrestre o incluso un droide, resultaban todos igual de cercanos y principales.

Con la historia de Luke Skywalker, al ser un joven inexperto llamado a la aventura, todos los espectadores podíamos sentirnos identificados, una persona anónima que cruzaría cualquier camino hasta alcanzar su meta, el ejemplo perfecto de un guerrero.

Gracias a estos conceptos la saga ha sobrevivido todos estos años, la nostalgia ha sido el principal combustible de esta, pues pocas experiencias en el cine son tan emocionantes como ver las letras amarillas y escuchar la inigualable música compuesta por John Williams.

Algo que siempre diferenció a un Jedi de otros héroes existentes, fue que su poder proviene de una fuerza que fluye a través de todas las cosas y los seres, todos somos uno con el universo y en ese ámbito, es posible para cualquiera que decida rendirse a la fuerza ser un héroe.

Esta última trilogía fue la historia que, con el regreso de los viejos actores, le dió la antorcha a una nueva generación, tanto de personajes como de fanáticos. Ninguna de las 9 películas ha estado exenta de polémica pero sí es quizá esta última la que más expectativa generó y a su vez, esto se transformó en un arma de doble filo.

Si bien Disney contaba con el dinero para hacer cualquier escenario posible, desde prevalecer el ritmo de las películas como el de la trilogía original, uno más parecido a las precuelas o uno que se saliera completamente de esta línea, al mismo tiempo se encontró con una de las historias más difíciles de centrar y que sea cual sea la decisión final, satisfaga a todos los espectadores.

Es cierto que lo que se buscó con estas recientes entregas no fue precisamente una buena historia, sino generar dinero. Rogue One y The Mandalorian han demostrado que aun quedan buenas historias por contar dentro del universo de Star Wars, tomando como ejemplo estos casos, se deduce fácilmente que más allá de forzar una agenda para fines económicos, se debe servir a la historia misma y a su desarrollo.

Con buenas historias eventualmente la gente y los números llegarán, pues el entretenimiento no tiene que estar peleado con una buena narrativa. Con esto tomado en cuenta o no, la historia de Skywalker ha llegado a su fin y con ella el del universo de aquella galaxia muy muy lejana, al menos como lo conocemos. Lo que venga a continuación puede presentar historias situadas en el pasado o en el futuro.

Con altas y bajas, indudablemente esta historia se trató de un viaje maravilloso que logró trascender generaciones que jamás lo olvidarán, pues pocas películas han estado tan vivas por tanto tiempo y, aunque las lagrimas puedan hacerse presentes, Star Wars, dicho al estilo de Yoda: lejos de terminar definitivamente se encuentra.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: