La historia de Stan

Por: Jesús Velázquez

Dentro de las canciones que componen el The Marshall Mathers LP está una de las canciones más emblemáticas de Eminem e incluso en la historia del hip-hop: Stan. Una canción que salió hace ya casi 2 décadas y aún da de qué hablar. En el cumpleaños 47 de Eminem recordamos esta histórica canción.

El perfil de Stan:

Stan es en sí la personificación de un fan enfermizo. Para poder hacer una diferenciación clara, Eminem utiliza una vocalización distinta que permite ver al fan y a su persona. Desde el inicio de la canción, complementada con un vídeo musical bien trabajado, podemos ver los problemas familiares que Stan tiene. A pesar de no ser revelado de tal manera hay un elemento que particularmente hiere a Eminem: la paternidad. Un tema común en las letras del rapero es cómo recuerda su infancia y, a su vez, cómo ha enfrentado la situación desde el papel de papá.

Stan se debate entre dos discursos: el un enojo palpable, principalmente por no recibir la respuesta de The Slim Shady y, por otro lado, un amor que roza la obsesión. La precisión en datos de la vida personal de Eminem habla de una admiración más allá de la creatividad. Como nota sirve saber no menciona méritos para admirarlos que estén sujetos al trabajo musical del rapero. De cierta forma, formula y sustenta su «amor» en la figura de Eminem como una persona que ha resistido los embates de la vida, no como músico.

stan4

El fanático en cuestión siente una conexión metamusical a tal grado que deja de ver cierta naturaleza del artista. Stan sólo quiere una respuesta de Eminem para aclararle que es su fan número uno y, tal vez, entre líneas encontrar una respuesta a su propio infierno. La locura hace que deje de  diferenciar entre la realidad y la ficción: un elemento para notarlo es que nombra Slim, personaje de Eminem, y no por las otras maneras más «reales» de nombrarlo.

El degrado mental va en aumento. Cada verso que Eminem personifica a Stan es más violento. No sólo en la fortaleza de la voz, sino también del discurso. Entre los elementos está una interpretación errónea de My Name Is: «I just drank a fifth of vodka, dare me to drive?

Lo que le sucede a Stan no es causa de que Eminem no pueda responder a sus cartas, o estas se pierdan por situaciones extraordinarias, sino habla de un desperfecto en el psique. Si bien Stan es dentro del universo de Em solo un personaje termina por ser un mensaje claro hacia todos los fans, independientemente del artista.

Siempre es un buen punto para detenerse y con la voz de Dido de fondo, ¿hasta qué punto nos convertimos en Stan?

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: