A 50 años de cruzar Abbey Road

Por: Jesús Velázquez

Vestidos tan lúgubres como en un entierro, hace 50 años, sí, medio siglo, The Beatles lanzaría Abbey Road. Un álbum considerablemente significativo: su exploración musical, sus letras y, sin duda, una de las portadas más emblemáticas de la historia de la música. Hoy, en su cumpleaños número 50 merece una revisión.

Come together!

La década de los 60’s terminaba y la fricción entre el cuarteto de Liverpool crecía. Las sesiones del Let it Be se habían alargado más de lo planeado. Let it Be era, hasta ese entonces, el gran proyecto para dar finalización al proyecto. Abbey Road es, en sí, el penúltimo disco de The Beatles en orden comercial, pero Let it Be se grabó antes de su lanzamiento oficial en 1970.

images (40)

El icónico álbum está compuesto por 16 canciones que forman poco más de 47 minutos. Es uno de los discos más experimentales de la banda, solamente superados por Sgt. Pepper Lonely’s Club Band. Desde canciones de rock tan puras y sucias como Come Together, pesadas como I Want You (She’s so Heavy), hasta himnos psicodélicos como Because, un último destello de creativad.

La mayor parte del tracklist es firmado como Lennon-McCartney, la dupla que había compuesto un sinfín de canciones, pero hay 3 canciones que diversan la composición. Por una parte, tenemos a Ringo Starr con una de sus pocas canciones compuestas y cantadas por él mismo: Octopus’s Garden. 

Quien definitivamente se lleva el disco es George Harrison. El tímido del grupo ya había tenido algunas canciones propias, pero, Abbey Road tiene dos de sus mejores canciones. La misteriosa Here Comes the Sun, que hace tiempo le encontraron un solo de guitarra secreto y la mejor canción del disco, bajo palabras del mismo John Lennon: Something.

Love is all, love is you

A pesar de no ser el cierre del disco, The Beatles hizo un medley de 16 minutos. Este compendio, unido con suaves y poco notorias transiciones, está constituido de 3 canciones: Golden Slumbers, Carry That Weight y The End. Se inicia con un piano, un juego de cuerdas y la voz suave de Paul McCartney con una interpretación de una canción de cuna. Carry That Weight tiene la voz de los cuatro de Liverpool. Las guitarras inician un crescendo que se rompe con la presencia de la batería de Ringo Starr. Asimismo, The End tiene registro del único solo de batería de toda la discografía. Starr ha confesado que odia los solos, pero con sencillez, tecnicismo y maestría lo ejecutó.

The End se desvanece a un piano, voces en coro, una ruptura de batería y una inquieta guitarras. Mccartney da un último suspiro y regala una de las frases más profundas de toda la discografía:

«Y al final, el amor que recibes es igual al amor que das»

Her Majesty

Con un falso final, un arpegio de guitarra acústica, The Beatles cierra Abbey Road. De haberse estrenado después, este sería el final de una de las carreras más legendarias de la música. Un último regalo de amor del los Fab Four para el mundo.

¡Felices 50 años, Abbey Road!

 

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: