Cinco canciones de Future Islands

Por: Katherine Gerena

Cuando le mostré el vídeo de la presentación de Future Islands en el Late Show con David Letterman, alrededor del 2014, a un amigo de la universidad, donde interpretaron la canción de Seasons de su cuarto álbum de estudio y curiosamente, como siempre, Samuel T. Herring llama la atención por sus movimientos al bailar y cantar; el primer comentario que recibí de él fue: «Parce, ese tipo se viste como yo. Hasta puede tener mi misma edad». Es cierto, este trío de Baltimore pueden ser las caras más normales con las que una normalmente se cruzaría en el trayecto de la casa hacia la oficina. «¡Uno jamás se imaginaría que pertenecen a una banda!», mencionó, y es cierto, pertenecen a una de un género muy parecido al synthpop, pero yo lo llamaría más: un anhelo de vivir en una misma cronología del tiempo.

No recuerdo ni siquiera la razón por la cual terminé con el paradero de Future Islands, tampoco el por qué empecé a escucharlos y seguir todos sus trabajos; no entiendo mucho menos por qué usualmente es la banda que siempre tengo presente, que muestro cuando alguien me pide el favor de enseñarles bandas chéveres, música nueva y «mela», como diríamos en mi país. Pero lo que sí tengo por decir es que agradezco ese momento y esa instancia de mi vida, desconocida, donde se aparecieron porque ahora les considero uno de los grupos musicales más importantes dentro de mi cantidad de bandas que tengo favoritas (que son miles) y guardo demasiados recuerdos con esta música de fondo, en diferentes lugares del país, con las personas más importantes para mí.

FutureIsland

Esta columna no es una reseña, ni tampoco una crítica o cronología. Es una selección personal de canciones que considero son indispensables (y para ser honesta con ustedes, mis favoritas también) de escuchar para quiénes no conozcan de Future Islands y quieran saber por dónde iniciar. Todos necesitamos esa luz en el camino que nos guíe cuando queremos saber de nueva música y bandas, siempre queremos también escuchar los mejores archivos que tengan pues así podemos garantizar que se pueden convertir en uno de nuestros favoritos. Considero, que esta columna más allá de hablar de mi sentir frente a la música que realiza esta banda, es una invitación para cuando tengan la oportunidad de ver a Samuel T. Herring en vivo con sus dos amigos: Gerrit Welmers y William Cashion, ¡háganlo con toda confianza y sin pensarlo dos veces!, que el show de esta banda es de otro mundo y la entrega es tan descabellada que va dejarles con las ganas.

Long Flight

You can’t look me in my eyes anymore,
without the rivers to tend
‘cause you remember our love was true
but you just needed a hand.

Ya sé que las comparaciones son egoístas y no llevan a ninguna parte, pero si pudiese alinear a Future Islands con otra banda, elegiría a New Order. Cuando primera vez escuché Long Flight, en un vídeo recopilatorio y muy jocoso de YouTube, donde hay unas personas bailando a como den lugar (casi como lo haría Herring en cualquiera de sus presentaciones) me invadieron unas ganas profundas de levantarme del sillón y seguir sus pasos. Sin pensarlo dos veces, me grabé con el celular de diferentes formas durante toda la pista y como mi cuerpo quisiera hacerlo. Luego, después de muchísimo tiempo, me puse a investigar con respecto a la letra, ¡y vaya sorpresa!, una canción tan movida, tan energética, con una línea tan pura de bajo al principio, incluso pegajosa en algunos momentos del coro y esa gente en el vídeo bailando: nada coherente. Y aquí viene el por qué menciono a New Order al principio y el puente que quiero establecer entre estas dos bandas: el sonido de la canción tan alegre y por debajo de cuerda, una letra tan profunda. Apostaría lo que fuera por creer que esta canción habla de un engaño amoroso que había recibido Herring en algún momento de su vida y lo sé, con mayor precisión, cuando al final de la misma grita: «And I went off and saw things I’ve never seen, I really wanted you there but you ruined what was love just ‘cause you needed a hand».

Beach Foam

Baby, one day I’ll have what I want:
Someone to stand next to me
but until then, I’ll just wait and watch
as the pull rolls into me.

Sencilla, bella y conserva su esencia durante el tiempo. Herring admite todas las veces posibles cuando tocan en vivo que iban a nombrar a la banda Beach Foam en vez de Future Islands; con cualquiera de los nombres que se hubiesen puesto como banda, podría dar por sentado que seguirían haciendo cosas maravillosas en sus composiciones. De por sí, el vídeo oficial de esta canción es horrible (a mi parecer, parece un viaje que cualquier persona tendría bajo los efectos del LSD) pero la voz de Sam es cautivadora de inicio hasta el final: sabe conjugar perfectamente sus tonalidades para hacer sentir a la persona que le escucha lo que él siente detrás de lo que canta; y siempre he creído que esta es la razón de su entrega sentimental, de sus gestos, de sus posturas, de su baile, de sus gritos, a la hora de sus conciertos en vivo. Cada vez que escucho Beach Foam, me llega a la mente una instancia de mi vida que siempre ha estado presente: la primera vez que conocí el mar junto con mi familia; esa mezcla de sentimientos de alegría y expectativas por tocar el grande océano que rodean los diferentes continentes alrededor del mundo. ¿Quién realmente no mantiene resiliente durante años después de vivir una experiencia como esta? Qué bueno que exista una banda que le aporte esa emotividad.

Give us the Wind

We left ourselves behind on dancing wire,
the loved ones we left back home will be our choir.
Let the doubters be the stick, the thorn, the brier.
Fight through the wind, fight through the rain, dance in the fire.

Las producciones después del Wave Like Home son personalmente mis favoritas, entre estas: In Evening Air y On the Water; estos dos discos los cuales contendrían las mejores canciones de amor elaboradas por Future Islands, ¿quién iba a creerlo? ¿coincidencia mía? Pero algo que también ha logrado llamar mi atención ha sido la elaboración de los vídeos oficiales de algunas canciones (evidentemente, mucho mejor producidas que Beach Foam), las cuales cargan con un encanto tan subjetivo y surrealista, que pareciera que no tuviese lugar dentro de descripción de la canción; caso que pasa con Give us the Wind. Admito, personalmente, que cada vez que me siento perdida de mí misma, sin razones, sin respuestas, con una tristeza profunda y sin horizonte; me dirijo miles de veces a esta canción. No sabría decir si las notas que describen los teclados y la letra compuesta que canta Sam hacen tan perfecta combinación a lo largo de los 4 minutos de esta canción que siempre termino con una melancolía tan extraña: ¡es tan genial! Esta canción me acompaña como himno patrio de mi existencia y cada vez que me siento sin salida, solamente me dirijo a la poderosa y poética letra que carga: «We set out to find something to hold. When seeking truth the answer is the road, when seeking wisdom the journey is your home. Fight through the wind, fight through the rain, fight through the cold.»

Cotton Flower

So I won’t hold you tight or keep you from the day
and you wouldn’t have it any other way,
but if you need a place to hide from yesterday,
all you have to do is ask away ‘cause I know the way.

Este sencillo fue lanzado alrededor del 2012, en un formato de 12″ (ahora entiendo el por qué) y cuando se escucha la canción pareciera que pasara tan rápido ante nuestros oídos que no nos da tiempo para procesarla. Como sacada de otro mundo, en especial, cuando Herring empieza a cantar en el coro: «And maybe it’s just the difference between getting past and getting just what you need…», cambia tan bruscamente la bella onda con que inicia pero no la quiebra; todo lo contrario, la complementa totalmente. La apertura de los teclados a cargo de Welmers y luego acompañada por esa preciosa línea de bajo hecha por Cashion, da el inicio de otra de las bellas canciones de amor realizadas por Future Islands: Cotton Flower, la letra en su generalidad hace un símil entre una flor de algodón, tan suave y aún así tan fuerte, que se resiste a morir en el tiempo; y asimismo, hace la correlación del enamorado quien no desiste. Me gustaría a veces entender o saber en qué se inspira esta banda a la hora de componer que les resulta tan sencillo realizar y tan fácilmente, se les da; es como una naturalidad implícita en ellos. Si fuese legal casarse con una canción, sin duda alguna sería con esta.

Before the Brigde

And if things had changed,
I would have buried you deep in my heart.
And if things had stayed the same,
I would have carried you as far as the sky.

A medida que iba profundizando en esta banda, escuchando sus discos, singles, conciertos, presentaciones, entrevistas, etc; mi amor por ellos crecía potencialmente y casi como a la velocidad de la luz: encontraba tanta concordancia en todo lo que hacían y siguen haciendo, pero cada vez más dentro de ellos por la composición de sus letras y las armonías logradas en sus canciones. Before the Bridge no es la excepción entre las demás canciones mencionadas y ha sido la que más ha estado presente últimamente en mi cabeza, y claro, ¡tenía que ser también una canción de amor! Cada vez que veo este vídeo siento como si estuviese observando una película de Andréi Tarkovsky (de pronto esa sea la razón, no porque sea incoherente) pero me parece tan precisa como acertada para la canción. Y también, como pasa con Cotton Flower, en el momento que llega el coro, cambia tan absurdamente bien el aire de la canción frente a los teclados y te entra directamente en otro espacio con otras dimensiones: irreal. «Do you believe in love? Do you believe in love? Hold your tongue, hold your tongue».

Cuando volví a releer esta columna después de haberla formulado y esbozado, me di cuenta que parece más una selección personal de canciones de amor por Future Islands, y bueno, me pregunto: ¿Qué hay de malo de tenerle un amor y admiración tan profunda a esta banda? Me quedo corta cuando tengo que hablar de esta banda, pareciera que este trío hubiese viajado en el tiempo para luego volver al presente a darnos aquellos sonidos que nunca hemos podido aprovechar en nuestro oído y por tal razón, voy a dejar una canción extra, sin explicación alguna porque ya está inmersa en el sonido y la letra. ¡Disfruten de esta banda, por favor!

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: