Point Of View | La trayectoria imperceptible de Atom Egoyan

Por Susana Silva

Su cine se encuentra fragmentado entre el mundo occidental y oriental. Proveniente del Cairo, emigró muy pequeño a la ciudad de Toronto. A los cinco años aprendió su lengua madre (armenio), pero presionado por la vida de una cultura completamente ajena, dejó de lado su etnia. Obtuvo la licenciatura en Relaciones Internacionales, mientras escribía obras teatrales y críticas de cine en el periódico estudiantil. Su carrera le avivo el interés por su pasado histórico: aceptó poseer una identidad armenia.

 

Resultado de imagen para atom egoyan

 

Su primer corto, Howard in Particular, le permitió producir su segundo proyecto emitido para el programa Canadian Reflections de la CBC. Con la paga que le proporcionó el canal y dos becas del Canada Council y el Ontario Art Council, logró rodar su primer largometraje, Next of Kin, que resultaría galardonado con el Ducado de Oro en la Semana de Cine Internacional de Mannheim.

Family Viewing es el pase para obtener atención en la crítica internacional consiguiendo un espacio en el Festival Internacional de Cine de Berlín. El Premio Alcan es otorgado a la película El cielo sobre Berlín. Al subir al escenario para recibir el trofeo, Win Wenders declaró: “Esto es un gran honor, pero les pido que inscriban en el premio el nombre de mi colega canadiense Atom Egoyan”. Con Speaking Parts participó en la Quincena de realizadores del Festival de Cannes, aun con eso, no pudo atraer la atención del público estadounidense y francés.   

Su primer gran éxito es Exótica con el que recibe de nueva cuenta el premio de la crítica de Cannes. Su segundo éxito, The Sweet Hereafter, le posibilita su distribución comercial internacional. Sus últimos trabajos han contado con elenco de la industria hollywoodense, sin tener la atención suficiente del público. Dentro de los cineastas canadienses contemporáneos es el más considerado por la crítica europea.

 

Imagen relacionada
Family Viewing

 

Su cine radica en la relación del sujeto y la tecnología. Sus personajes son entes alienados con una serie de imágenes que les permiten sustituir su realidad tangible; son seres que se encuentran dentro de un vacío emocional: no expresan sentimientos, pero sí un comportamiento que permite examinar su situación social e individual. Las emociones no serán expresadas por los personajes porque la intención es que sean experimentadas por el espectador.

Sus filmes van desarrollándose de manera lenta. Tal vez los primeros minutos son confusos o complejos: no se sabe la dirección de la historia. Lo que se ven son conductas “raras”, austeras en expresión verbal. Imágenes sin ninguna conexión. El entendimiento de la trama llegará con la excitación de la narración, lo relevante es dar un seguimiento a los consecuentes actos de los protagonistas.

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: