Clímax: mente secuestrada

Por Susana Silva

“Se nace solo, se vive solo, se muere solo”

La muerte, el sexo y las drogas son los temas predilectos en el cine de Gaspar Noé. Conocemos su estilo cinematográfico que nos arrastra a la ansiedad constante, producto de la explotación agresiva de los desplazamientos de la cámara. Todas sus películas han contado con guiones de unas cuantas páginas y los diálogos son siempre improvisados.

Resultado de imagen para climax

Clímax es su más reciente trabajo. La trama es un hecho real, ocurrido en el invierno francés de 1996. Un grupo de bailarines está listo para presentarse en los Estados Unidos, pero antes festejarán su última noche de estancia en la escuela. Todo parece ir bien, hasta que cada uno de ellos comienza a tener sensaciones extrañas en su cuerpo. Sin razón aparente, sospechan que el contenido de la sangría comparte un fuerte narcótico. Lo siguiente será un remolino descontrolado donde se perderá la moral y reinara el delirio.

El efecto al que están expuestos, estimula los temores de cada uno de los bailarines. Son seres que quedan indefensos ante el peligro de convivir entre un cuerpo que ya  no parece reflexionar, sino más bien se encuentra poseído. Individualmente padecerán las constantes alteraciones que chocarán con la amenaza de permanecer todos en un mismo lugar. No habrá mayor riesgo que el estar expuestos a la bestialidad de una mente turbada.

Noé acentúa todo lo que ya es particular en sus producciones: colores psicodélicos, planos secuencia y movimiento violentos de la cámara que no permiten percibir con detenimiento la acción dentro del escenario. La música neutraliza la intensidad de lo que es mostrado en la pantalla, dando como resultado un goce, que a la vez, se descompone visualmente. El trabajo radica, para el espectador, en una contemplación del caos, no es más que eso: una apreciación a la atrocidad inconsciente. 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: