Daniel Johnston: música y salud mental

Por: Jesús Velázquez

Probablemente Daniel Johnston tiene uno de los reconocimientos en la cultura pop más extraños. La portada del disco Hi, How are you es una de las más reconocidas de la historia entera de la música. Aunque, también, habrá que reconocer que la fabricación de mercancía con tal dibujo explotó su fenómeno. La historia de Daniel Johnston es una de las más trágicas y magníficamente explosivas que merece ser contada.

Daniel Johnston nació un 22 de enero de 1961, California. Creció en una familia cristiana y ampliamente cerrada. Desde una edad prematura, Daniel se mostró habilidoso ante las artes: dibujaba, coloreaba, sabía tocar varios instrumentos, grababa y editaba pequeños cortometrajes. Bajo cualquier reflector Daniel era un niño prodigio.

Su época universitaria fue su punto clave. Grabó Yip Jump Music y Hi, How are you, dos de sus recopilaciones de canciones más importantes, además de su presentación en un programa de MTV. Trágicamente para Daniel  los primeros años de la década de los 80’s fue cuando se empezaron a presentar síntomas de su insanidad mental. Daniel Johnston tenía trastorno bipolar.

A pesar de ello, Daniel Johnston trabajó en su música y sus ganas de compartirla. Grababa cintas únicas y las distribuía a lo largo de Texas, lugar donde vivía con su hermano. Poco a poco, la salud de Daniel empeoró, las alucinaciones eran mayores y en varias ocasiones Daniel Johnston fue peligroso para terceros. Sus padres, con todo el dolor del mundo, decidieron que era momento de que tuviera una intervención profesional. Así, la carrera de Daniel se apagó.

Resultado de imagen para daniel johnston gif

Actualmente, Daniel Johnston sigue con su tratamiento. Los medicamentos que tuvo que consumir a lo largo de sus intervenciones le han cobrado factura, subió de peso y padece de diabetes. Daniel Johnston perdió su grave voz y es terriblemente adicto al cigarrillo, pero la sinceridad con la que componía y buscaba expresar su dolor siguen intactas en cada una de sus canciones.

En 1982, Daniel Johnston, casi con voz profeta, predijo su propio destino: “Escúchame, voy a contarte una historia, acerca de cómo un artista envejece”. Los invitamos a escuchar la música de Daniel Johnston y conocer más de él a través del documental The Devil and Daniel Johnston.  

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: