MULHOLLAND DRIVE

Por Susana Silva

Galardonada a mejor director en el Festival de Cannes y nominado en la 74ª entrega de los Premios Oscar, podrá considerarse dentro de las mejores películas realizadas por David Lynch, después de Blue Velvet y Eraserhead. Estrenada en 2001, y con grandes expectativas, es como queda marcado la estructura artística del cineasta.

Betty Elms (Naomi Watts) llega a Los Ángeles con el sueño de convertirse en gran actriz. Durante ese tiempo se hospeda en la casa de su tía que se encuentra rodando en Canadá. Su llegada será sorpresiva porque dentro del hogar encontrará a una joven llamada Rita (Laura Harring). La mujer salió librada de un accidente automovilístico, aunque con un gran problema: tiene amnesia y el único rastro de su identidad es una bolsa llena de dinero acompañada de una llave azul.

El director de cine, Adam Kesher (Justin Theroux), planea el inicio de su nueva película. Para el casting se le impone otorgar el personaje a Camilla Rhodes (Melissa George). Adam rechaza tal propuesta, por lo que tendrá consecuencias en su vida profesional. Las dos historias parecerán opuestas, pero ambas son la fuente de un manjar de dudas con un final caótico.

Cualquiera que se atreva a ver este largometraje tendrá que dedicar dos horas y media para descifrar un conjunto de significados libres de interpretación. La intención no es comprender sino sentir emociones evolutivas de principio a fin. Queda acentuado un enlace entre la realidad y el onirismo, solo que es complicado comprender en qué momento se presenta cada una.

Imagen relacionada

De nuevo Lynch revive el ambiente de Francis Bacon. El color rojo y negro son excesivos, pero también lo es el rosa. Los primeros son muy obvios: son el misterio, el peligro, la agresividad, lo malvado y desconocido. Mientras que el segundo neutraliza, más bien, contradice con delicadeza, amor y feminidad. La música es otro de los elementos destacables, se convierte en un personaje más dentro del film. Sobre todo, la dirección y la imaginación de Lynch cumplen con los requisitos para que sea reconocido uno de los mejor representantes del neosurrealismo.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: