El ego de Alex Turner nunca llegó tan alto

Por: Fernando Orozco

Resultado de imagen para arctic monkeys tranquility

Tranquility Base Hotel & Casino muestra el regreso de los Arctic Monkeys tras cinco años de ausencia, siendo su sexto álbum de estudio. La banda británica se manifiesta con un disco que sin duda nos hace reflexionar sobre su estilo y dibuja una linea más oscura de lo tradicional con viñetas wonkys en cada canción. Las manos de Alex cayeron en un piano que recibió en su cumpleaños número 30. Pasó de componer en la guitarra a escribir este disco, en el piano, casi completamente solo. En el proceso, invitó a la banda a participar, quienes accedieron y se reunieron en París para grabar con el productor James Ford.

Nadie sabe dónde termina “Alex Turner: estrella de rock inalcanzable” y empieza “Alex Turner: bardo de todos los hombres”. En este disco, es claro que el cantante, escritor, músico y productor, establece que prefiere que su obra hable por él. Aparte de su labor con la banda, es un adicto al trabajo y al arte. La etapa más desafiante del grupo se manifiesta en este proceso, tanto que está en la letra de Four out of five: Puse una taquería en la Luna, (The Information-Action Ratio). Actualmente, Turner está aislado, en medio del desvaído glamour de Hollywood y los edificios de scientology. En Los Ángeles, solamente es vecino del baterista Matt Helders, amigo de la infancia. El resto de la banda, Jamie Cook y Nick O’Malley (que viven en Gran Bretaña) son hombres casados y con hijos. A partir de esta realidad, Turner se sincera y dice: «Nunca me he sentido más abandonado.”

Pese a su crítica social y evidentes referencias a la ciencia ficción, el disco pretende entrener al oyente.  Logra crear una alegoría sociológica desde la cual analizar el satus quo, hecho que nos recuerda a esfuerzos similares desde el cine, como Star Wars. Además de este elemento, existe la influencia musical de Dion Francis DiMucci y los clubes de jazz. Alex nos regala, junto con los Arctic Monkeys, un álbum donde refleja un complicado momento de su vida, así como su personalidad y su esencia de la mejor forma posible. “Solo quería ser uno de los Strokes, ahora mira el desastre que me hiciste hacer”, es la primera línea del disco, que refleja esta autoconciencia de Turner. Más allá de ser la primera línea, es un marcador de su posición.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: