Post Animal – When I Think Of You In A Castle

Por Fernando Escobar

Resultado de imagen para post animal when i think of you in a castle

Hay algo dentro de la cultura psicodélica que se ha vuelto fuente de inspiración para decenas de bandas de rock. Esta explosión onírica de texturas, sonidos y colores succionan a quien escucha a una espiral de fantasía musical, producto de los loops de guitarra, sintetizadores y baterías, que crean auténticas experiencias musicales. A los ejemplos contemporáneos de Tame Impala y MGMT, hay que empezar a sumar a los chicos de Post Animal, hoy en día más reconocidos gracias a su guitarrista, y miembro estelar del elenco de Stranger Things, Joe Keery (a.k.a Steve Harrington). Siendo una banda aún por “explotar”, el talento de estos seis músicos es innegable. Para un álbum grabado y auto-producido enteramente en una cabaña en los bosques de Michigan, la composición suena sumamente profesional. Post Animal es sin duda un ensamble en el que florece la creatividad y la ambición por componer sólidas piezas musicales, explorando todo tipo de sonidos clásicos del rock e instrumentalizaciones diferentes, dándole una vibra fresca, pero anclada a la estética retro e indie.

Las múltiples influencias de la banda se sienten presentes por todo el álbum. Desde The Byrds y Frank Zappa, hasta The Strokes y Neon Indian. Sin embargo, no por eso se siente inconsistente. Incluso, resulta ser un álbum que se disfruta de mejor manera escuchándolo de principio a fin, engulléndolo como una experiencia completa, como un viaje en ácido con constantes desviaciones hacia distintas eras musicales. El tema inicial, “Everywhere All At Once”, es prácticamente un aviso del viaje que se aproxima: una delicada y significante armonía acústica que se funde en la paz de los sintetizadores y los teclados. De cierta forma, alude a los primeros instantes del efecto de algún estupefaciente. La droga da su primera patada con la estruendosa, vibrante y fantástica “Gelatin Mode”, una canción llevada por impactantes riffs de guitarra y delicadas interpretaciones vocales que irremediablemente remiten a The Beatles. En “Ralphie”, Post Animal suena añejo, moody y bailable, gracias a seductoras guitarras y percusiones que recuerdan a Electric Light Orchestra. Mención especial al bonus track: “Sussie”, una dulce y optimista balada guiada por piano que se siente como un satisfactorio final del proyecto, dejándote con ganas de oír más material de la banda.

Si bien la propuesta no es del todo novedosa, el álbum tiene momentos sumamente interesantes que dejarán fascinados a más de uno. Sin duda, es muestra de que su talento, sumado a un gran esfuerzo, fue capaz de montar un proyecto sólido, atractivo y disfrutable. Post Animal merece un reconocimiento más allá de ser conocida como “la banda del tipo que sale en Stranger Things”. De ahora en adelante, la calidad de su música y su capacidad de remontarnos a un estado optimista y lleno de buena vibra hará que sean considerados como uno de los mejores proyectos de rock que sonarán en el año.

Save

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: