Una entrevista con «De Osos»: post-rock mexicano del bueno

De Osos, una banda que la está rompiendo en la escena del post-rock mexicano, nos cuentan sobre las dificultades de pertenecer a la cultura musical en la Ciudad de México y sus experiencias en el SXSW.

Pórtico tuvo la oportunidad de platicar a fondo con ellos sobre su proyecto.

Aquí te dejamos la entrevista.

¿Por qué el nombre, «De Osos»?

El nombre es en homenaje a mi padre que falleció hace un tiempo, Arturo. Aparte de que el latín significa ‘cuidador de osos’. Su artista favorito era John Mayall, y su canción favorita era ‘The Bear’. Un rolón.

¿Cuánto tiempo llevan tocando?

Cuatro años. La banda ha tenido cambios con los integrantes. Antes, estaba conformada por seis, pero llevamos año y medio con esta alineación de cuatro. Los conocí cuando fui a un ensayo de una de sus bandas y me gustó como tocaban, así que les ofrecí participar en mi proyecto y accedieron.

¿Cuál es su base de composición?

Está basada en piano y batería, pero utilizamos guitarras para darle estructura. Primero traemos la composición y las letras, luego las hacemos en vivo para después darles forma en el estudio.

¿Cuántos discos tienen?

Tenemos un EP, un álbum y algunos sencillos. El álbum más reciente nos lo llevaremos a Austin al South By Southwest. De hecho, es la segunda vez que tocaremos en el festival.

¿Cómo fue la primera vez que estuvieron en South By Southwest?

La primera vez fue en 2017. Llenamos una solicitud y tuvimos que mandar todo nuestro material; hasta lo que pensábamos que no servía. La experiencia que tuvimos en Austin fue grata debido a que es una ciudad que se mantiene de los festivales y la vida universitaria. La media de la población no pasa de los 30 años. Lo que tiene Austin es que, a pesar de estar en Texas, que es un estado conservador, es una ciudad muy liberal. Mucha gente nos decía que era un oasis en el desierto, porque están abiertos a que venga gente de muchas partes del mundo por los festivales. Es una ciudad que se mantiene gracias a la industria del entretenimiento.

¿Tuvieron problemas el primer año, debido a las declaraciones de Trump y su toma de posesión, dado que Texas es un estado simpatizante con él?

De hecho no. El festival nos mandó un correo diciéndonos que no nos preocupáramos por eso, que ellos ‘brincaban’ por nosotros, siempre y cuando siguiéramos sus reglas. En realidad son gente muy amable, nos trataron muy bien.

¿Cómo estuvo el día que tocaron?

Tuvimos dos fechas. La primera fue en un bar llamado ‘Friends’ y en general todo salió bien. Lo chido de allá es que la gente consume la música, si pagan por consumir el producto. Les gusta demasiado. Independientemente de que nos pagaran, se consumía. En realidad fue una súper bienvenida, a pesar de ser un toquín fuera de la república, nos recibieron bastante bien. Sentimos mucha cercanía con la gente. Incluso el host que nos recibió en el hotel donde estuvimos nos ofreció un vodka que hacía un amigo de él en una granja. También nos llevaba de desayunar; muy hospitalario este personaje. En general la ciudad se portaba muy amable si necesitabas indicaciones o recomendaciones de algún lugar.

El segundo toquin fue al día siguiente en un teatro con un ambiente mucho más íntimo. Llo chido fue que la gente que había venido a la primera repitió en la segunda. Eso fue lo que nos alentó a dejarlo todo en el escenario. También los medios se nos acercaron al final, y pues el festival cumple esa doble función: tu música es escuchada a nivel internacional y te dan la oportunidad de conocer a gente del medio para hacerte publicidad.

¿Se llevaron merch al festival?

De hecho el festival no permite vender merch, sin embargo, nos llevamos los discos y EP’s y los regalamos. Lo que está permitido en el festival es poner tus cosas para promocionarte y aceptas cualquier tipo de intercambio pero no le debes de poner precio. En realidad es la mejor opción, porque la gente en la calle ya no te recibe discos y es deprimente ver muchos proyectos buenos tirados. Aparte que muchos de los dispositivos ya no tienen entrada para CD’s, así que optamos por el streaming.

¿Qué opinan del ‘revival’ del vinil? ¿Se animarían a sacar uno?

Sí, es un proyecto que nos gustaría concretar. Sin embargo es más fácil con los CD’s. Pero tenemos la meta que el siguiente material salga en este formato.

¿Cuáles son sus influencias?

Va a sonar a broma, pero Miley Cyrus ha sido de gran ayuda como base para vocalizar. Con Queens of the Stone Age nos inspiramos bastante para la batería, y como influencia indirecta sería Miles Davis y Kings Of Leon. Consideramos que no hay mejor disco de ellos que el Because of the Times. Creo que tiene mucho que ver su producción en la evolución de su música. Los nuevos discos decayeron mucho.

¿Cuáles han sido las bandas que les han volado la cabeza en vivo?

Sin dudarlo, Nine Inch Nails, Tool y Moderat.

Si les dijeran que se tienen que ir a un solo festival, ¿Cuál sería?

Al Arctangent, que es un festival que se lleva a cabo en Bristol. Si te gusta el post rock, ahí lo verás todo. El cartel de hace dos años tuvo a bandas como: Godspeed You Black Emperor!, Mono y Three Taped Tigers, que son increíbles en vivo y me gustaría ir algún día. Otro festival es el Let It Roll, donde se presenta la mejor escena del drum & bass en República Checa, de la cual somos fanáticos debido a que surgió de una cultura del sampleo increíble. Algo que hemos notado de estas bandas es que en vivo suenan mucho mejor. Hubo otras de las cuales somos fans, como Sigúr Ros y Radiohead que han estado en Coachella y en ese tipo de ambiente solo ‘durmieron’ al público. Sin embargo los vas a ver en el Foro Sol y en realidad saben prender a la audiencia.

¿Qué tienen planeado para el resto del año?

Vamos a tener un par de fechas en mayo en la Ciudad de México, y en Guadalajara, pero todavía no podemos confirmar. Tenemos planeado tocar en más ciudades de la República. No hemos salido mucho de gira y queremos hacerlo en México, y tal vez en España.

¿Qué opinan de Coyoacán? Dejando de lado el estigma del Jarocho y Frida. ¿Cuál es su percepción del sur como conexión de redes de cultura y les gustaría formar parte la misma?

La verdad no somos tan fanáticos de que todas las actividades culturales se encierren en Roma, Condesa y Coyo, debido a que los integrantes de la banda vivimos, uno en Pachuca otro en Churubusco y yo en Santa Fe. Somos testigos de que nadie quiere moverse tanto para los toquines o alguna convivencia. Creemos que esta parte de la Ciudad es muy familiar y no sabemos qué tan abiertas estén a una escena musical diferente, más bien que exista la oportunidad, debido a la saturación de cultura, de algo nuevo. Sin embargo, nos gustaría participar, porque a pesar de que todo se sature en el sur, creemos que está lleno de cultura, bares y sitios donde existe esa apertura. Por ejemplo, a nosotros nos gusta ir a un bar llamado Jam Jazz, ubicado en el Altillo. Ahí se escucha puro jazz, cada dos semanas y es un ambiente muy bueno. Después de que termina de tocar la banda, te puedes subir a ‘jamear’ y se convierte en algo increíble. Ese tipo de lugares no se ven en todos lados y es difícil enterarse de ellos si vives lejos.

¿Cuál fue la última película que les voló la cabeza?

Hace poco vimos una llamada ‘Hostiles’. Demasiado gringa, pero con un excelente reparto. Y como dice el nombre, es muy hostil. Otra que también nos gustó de sobremanera fue ‘Blade Runner: 2049’. Tiene una fotografía y efectos visuales que nos volaron totalmente. Tambien vimos The Disaster Movie’ y ‘Cartas a Van Gogh’, las dos estuvieron increíbles.

¿Qué bandas mexicanas nos recomiendan?

Lorelle Meents The Obsolet fue una banda que vi en vivo y no podía creer lo increíble que tocaban. Me gustaron de principio a fin. Tienen tintes de blues con shoegaze, pero tienen un estruendo muy chido. Otra banda sería The Rising Sun, que de hecho estuvieron en el Hipnosis y la verdad tocan demasiado bien. Tambien esta una banda llamada Tygre, que tienen toques de hard rock y Stoner. Solo son tres integrantes y se la rifan en todo lo que hacen. Mondragon es un proyecto de rock instrumental que vale la pena escuchar, de hecho también van al South by Southwest. Lisboa Bear es un solista de Tlaxcala que no creo que sepa lo que puede llegar a logar y lo lejos que puede llegar con su música. Bienñeros también los recomendaría, a pesar de que nuestro baterista forma parte de ella, su funk es inigualable.

Describan en 3 palabras, ¿Qué es De Osos?

Ruido, coraje y reto.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: