A fondo, con Gepe.

Por José San Germán

1. Muchas gracias por regalarle un rato de tu tiempo a Pórtico. Te platico que yo te conozco desde el Gepinto y me gusta mucho tu música. Es para mi un gusto poder platicar contigo. Tu proceso como músico siempre ha sido autodidacta. Me gustaría que me contaras un poco sobre cómo ha sido este proceso junto con el hecho de no tener una educación formal como músico. ¿Cómo ha sido trabajar de esta manera?

Gepe: Muchas de las personas que yo admiro son autodidactas, por lo tanto, creo que eso no tiene una mayor novedad. Por lo menos en la música pop. Quería hacer canciones y comencé con lo que tenía a la mano. Probablemente se emparenta con lo que estudié en la universidad, que fue diseño. De ahí tendría que ver con una imagen o un concepto. Para mí la música siempre fue algo de fantasía, algo de misterio, algo súper efímero.

2.¿Qué importancia tiene para ti recuperar las tradiciones e influencia de la música Andina?

Gepe: Yo no rescato nada. Considero que esa música está presente como cualquier otra. Siento que es un error pensar que el folclor hay que rescatarlo. Simplemente lo hago porque me gusta y porque lo tengo cerca. Siento un valor especial en este tipo de música porque me parece más real y al mismo tiempo ortodoxa. Me parece más vanguardista que cualquier otra.

Tienes razón, la palabra no fue la correcta. Más bien me refería a este esfuerzo para que a través de tu música la gente se pueda acercar a esto que muchas veces no conocemos o no tenemos a la mano. Pasa acá en México con las rancheras, con la música de banda o la música de los pueblos indígenas. Muchas veces hay cosas increíbles, pero la gente se acerca poco a lo genuino.

Gepe: Es verdad, es verdad. Hay que pensar que esa música fue antes que nosotros, y siento que toca fibras que son más del inconsciente. Simplemente me gusta, entonces echo mano de eso tanto como echo mano de otras cosas.

3. En el proceso de creación de tu último disco, ¿qué estabas escuchando a la par del proceso de composición?

Gepe: Ahí me metí en lo acústico, y Caetano Veloso ha sido una gran influencia últimamente.

Sí, Caetano es grandísimo, ¿te gusta el Transa?

Gepe: Si, me encanta ese disco. Quizá el que cante en inglés no me agrada muchísimo, pero me gusta la forma y el planteamiento que tiene. Pero, los que más me gustan sin duda son: Noche de Norte y Libro. Es muy emocionante. Yo lo vi el año pasado tocar con su guitarra en Santiago y es una de las cosas más lindas que he visto.

4. ¿Qué ha cambiado en términos musicales desde tu primer álbum Gepinto a Ciencia Exacta? ¿Cómo describirías ese camino?

Gepe: La diferencia es una. Puede sonar un poco general, pero es la más clara para mí. Desde Gepinto hasta ahora, aprendí un oficio: hacer canciones. Tiene que ver con descubrirse a sí mismo y equivocarse, pero siempre haciendo. Y en el hacer, descubrí un oficio y lo aprendí. Me apropié de él. Pasé a adquirir una personalidad. El Gepinto es mucho más inconsciente. Es como: «Escucha, tengo esto que parece que son canciones. Las voy a grabar.» Luego en Ciencia Exacta dije: «Tengo estas canciones y voy a tratar de pulirlas tanto para mí como para la gente.» Entonces, son dos maneras, dos mundos completamente distintos entre momentos.

5. En alguna entrevista en Chile contaste que sientes mucha libertad creativa, pero también mucha responsabilidad a partir del cariño que la gente te da. ¿Cómo conviven estas dos dinámicas?

Gepe: Yo creo que al aprender un oficio como hacer canciones, sobre todo en el lenguaje pop, es inevitable entrar en diálogo con el público. Es decir, que ese diálogo implica que la energía que te dan las personas, ya sea negativa o positiva, inevitablemente va a influenciar la música que hagas. Ahí está la responsabilidad. Qué tanto haces caso de esa energía que va y viene, y qué tanto haces caso de tu conciencia para con tu trabajo. Incluso la libertad también. La libertad de agarrar un poco de esto y el otro, o darle la espalda a todo. Ése dialogo implica que la energía de esas personas inevitablemente influencia la música que hagas. Entonces, ahí está la responsabilidad: qué tanto haces caso de esa energía y qué tanto eres consciente de tu trabajo. Podría darle la espalda, pero yo digo: «Ok, la gente me está pidiendo cierto tipos de cosas, ya sea temática, ritmos, etc.» Pero mi corazón me dice vete por este lado. Es como entrar en diálogo y no son opuestas al final. Ahí están la libertad y compromiso en una justa medida.

6. Muchas veces es mal entendida la música pop. Me gustaría que nos dijeras cómo la entiendes tú. ¿Qué te gustaría que la gente pensara de tu pop?

Gepe: Yo creo que el pop se refiere a un formato, es decir: verso-coro, verso-coro, verso-puente. Y lo que yo hago, más que tenga que ver con un lenguaje o la producción pop, creo que tiene que ver más con el género de la canción pop. Alguna vez escuché que el género de la «canción» tiene que ver con lo que en algún momento surgió en Cuba con Silvio Rodríguez, con la trova. Y de ahí, partió la «canción»: melodía y letra, y lo que le venga que le pongamos de arreglo. Pero, especialmente, melodía y letra. Y eso es lo que hago yo dentro de esta estructura pop. Hacer una canción que tenga que ver con mi personalidad. Entonces lo que yo hago es hacer uso de ese tipo de cultura y lo vuelvo más personal.

Yo nunca he podido ir a Chile, pero sí a Brasil y Argentina Siendo mexicano, me di cuenta que compartimos muchas referencias culturales. Yo estudié Ciencias Sociales y tengo muy presente a Chile en temas como de activismo político, pero también en un montón de referencias artísticas y de entretenimiento. Te haré preguntas de algunas. Por ejemplo, me enteré que te gusta mucho Peter Capusotto. Yo también lo conozco y me gusta. ¿Cómo lo conociste y por qué te gusta tanto?

Gepe: Lo conocí por un amigo chileno-uruguayo. Siempre hablaba de eso y hacía bromas sobre eso junto con Jorge González. A partir de ahí, comencé a verlo y a volverme fanático. Por los códigos, por la manera de entender la música y de entender al mismo tiempo la personalidad de un país. Es muy argentino, y por lo mismo, uno lo disfruta. Esa es como la contradicción de los seres humanos: que mientras más se diferencian, más se parecen. Hacen más sentido. Y es muy lindo eso, ver esos códigos, entenderlos y disfrutarlos. Incluso me rio más con él que con los humoristas chilenos. Además de que hace muchas referencias musicales. Me encanta.

7. 31 minutos ha sido un éxito en México ¿A ti te gusta?

Gepe: Me encanta, me caen muy bien. Los conozco a todos. Son muy linda gente y muy creativos. Además, ese programa apareció hace mucho tiempo acá y nadie los cotizaba mucho. Quizá por ser monitos de bajo presupuesto, digamos. La gente no los pescó mucho al principio, pero después se dieron cuenta que tenían buenos chistes y tienen muchos detallitos muy chilenos.

8. A mi me encantan Pablo Neruda y Gabriela Mistral. Los considero esenciales en la literatura chilena contemporánea. ¿Qué me puedes decir de ellos?

Gepe: Mira, yo de poesía la verdad es que no soy tan cercano. No es que no me guste, pero nunca le he puesto mucha cabeza. Pero te puedo decir que como personajes, creo que los dos valen lo mismo. Sin duda, Gabriela tiene quizá un valor agregado por haber sido la primera Nobel y también por varias cosas. Primero que nada, por ser mujer en ese tiempo, por ser artista, lesbiana y por no venir de la capital. O sea, tuvo un montón de cosas “en contra” que la hacen tener un valor extra.

Pero bueno, si es netamente en cuanto a las obras, yo no podría decirte con propiedad: «Ésta vale más que la otra». Valen lo mismo. Creo que como figuras los dos son tanto radicalmente importantes como radicalmente distintos. Lo que sí, es que cada uno de ellos denota que la tradición poética es como lo más grande que tiene Chile. En general, la gente habla así como en doble, triple sentido. La forma de hablar es un poco como de ironía volátil y constante. Creo que ya es parte de un lenguaje poético, que en ellos dos significa mucho. Ellos dos son los únicos Nobel que tenemos en Chile, son los dos de poesía. Y más allá de eso, hay dos o tres poetas más muy importantes: Nicanor Parra, Claudio Bertoni y Vicente Huidobro. Entonces, algo dice de nuestra cultura, pues siempre ha sido así. Hablar es muy complejo. Existen maneras de decir las cosas que son como: «Estoy diciendo A, pero en el fondo estoy diciendo B.» Eso es muy de Chile.

9. Ahora un tema un tanto personal. Con toda confianza puedes contarme o no. En varias de tus canciones, siempre noto tintes políticos. Retomas mucho lo que pasa en el país. Me gustaría que nos dijeras cómo entiendes la influencia de la historia política con lo que se vive ahora en Chile, sea la gente de izquierda o no.

Gepe: Claro. Hay un dicho que tiene Nicanor Parra: “Derecha e izquierda unidas, jamás serán vencidas”. Al final, lo que podría haber mal entendido como una especie de amarillismo por parte de Nicanor Parra, terminó siendo al día de hoy el diagnóstico más claro de la sociedad chilena. No importa la izquierda y no importa la derecha. Lo que importa es que el pueblo se escuche y hable. Yo confió en la gente. Me importa un rábano el gobierno, o por lo menos está en segundo lugar. Entonces yo te puedo decir que a mí me entristece que esté en el gobierno Sebastián Piñera, porque se me hace un personaje negativo que rema en sentido contrario. Pero, al mismo tiempo, tengo mucha confianza en la gente, y si la gente lo dice, generalmente lo que se hace es escucharla. Y por ese lado, creo que hay un futuro auspicioso, porque la sociedad chilena ha ido madurando desde la dictadura hasta ahora. Porque la gente estaba acostumbrada a callarse. Es un proceso de maduración muy grande y hay que tener confianza y esperanza.

10. Has venido muchas veces a México y seguro te gusta. Podrías contarnos, ¿por qué te gusta México? ¿Cuál es tu percepción del público mexicano? ¿Qué características piensas que tiene? ¿Qué tan parecido o diferente es a otros públicos latinos o no latinos?

Gepe: Yo tiendo a pensar que el público siempre es el mismo. A no ser de que quien hace la música cambie o muestre algo distinto. Yo no creo en eso de: “El músico latino, para venderse en el mundo anglo, tiene que cantar en inglés”. Ya es obsoleto. Está comprobadísimo. Por lo tanto, considero que el público también es el mismo. Ya sea de Europa o Latinoamérica, al menos en el trabajo que yo hago, la gente se comporta de la misma manera. Y el público mexicano, que es el que más conozco después de Chile, me parece muy cariñoso con todo lo que le gusta. Son muy melómanos. Son muy honestos en su fanatismo, y eso se agradece. Pues, más allá de que México sea el mercado por excelencia, creo que el público mexicano es un consumidor muy honesto. L que le gusta se lo apropia de buena manera. Compran camisetas o discos, y se saben todas las canciones. Nunca he estado ante un público como el mexicano. Se saben todas las canciones y eso es lindo.

11. La última canción del Ciencia Exacta, “Hasta cuando con”, me llamó mucho la atención. Sobretodo la parte donde cantas: “¿Cómo llegaste a pensar que no es necesario irse tan lejos para hacer las cosas mejor?” ¿Qué tanto tiene que ver con lo que me decías en la pregunta anterior? 

Gepe: Eso es un pensamiento muy chileno. Lo que pasa es que hasta hace poco, uno pensaba que cuando se va fuera de Chile significa que te está yendo bien realmente. Por lo tanto, yo encuentro que en Chile hay tanto valor como en otros lados. Y obviamente, hay que reconocer que en Chile hay muchos vacíos. Hay muchas cosas que cuestionar. Pero, al mismo tiempo, esos vacíos hacen que uno rellene ese espacio de una manera que puede tener bastante gracia y bastante importancia.

12. Esta pregunta tiene que ver con dos cosas que están conectadas. Primero, ¿cómo fue tu experiencia en el tributo a Gustavo Cerati en Argentina? Y segundo, te confienso que soy fan de Gustavo, por lo que mientras escuchaba el Ciencia Exacta, pude darme cuenta de que había pasajes ceratiescos. ¿Me equivoco? ¿Hubo alguna inspiración en Cerati?

Gepe: Claro, sí. O sea de alguna manera algo se pudo haber colado. Nosotros, en Chile, siempre hemos escuchado a Soda Stereo. Desde hace mucho. Siempre estuvo, siempre ha estado y siempre va a estar. A mí, siendo más grande, me interesa muchísimo el trabajo de solista de Gustavo. Aún más que lo que hizo con Soda. Y no sé, el Amor Amarillo y el Bocanada fueron sus discos principales para mí. Especialmente el Bocanada. Hay una cosa en la letra que es bacán, porque el demuestra esta abstacción en lo que está diciendo, pero muchas veces es súper concreto y uno no se da ni cuenta. Y cuando letras como las de él se revelan, muchas veces no cobran sentido si no hasta después. Quizá, de alguna manera, eso se pudo haber colado en mi disco. Y es natural, porque lo he escuchado siempre. Y bueno, la experiencia en el tributo creo que fue algo realmente maravilloso. Además, era el único extranjero. Eso fue muy raro. No se cómo llegué ahí la verdad, pero bueno, la cosa es que llegué y lo disfruté mucho. Alejandro Terán, quien fue el arreglista de Gustavo siempre, y quien se encargó de arreglar este proyecto, es realmente un capo. Muy argentino en su manera. Fue una experiencia inolvidable.

13. ¿Cómo va estar la gira que te vas a aventar por Estados Unidos?

Gepe: Partimos el 15 de marzo del Foro Indie Rocks. Por cierto las entradas ya están agotadas. Pero por supuesto que vamos a volver. Está claro. Y los que no alcanzaron entradas para esta fecha, podrán hacerlo la próxima. Después vamos a San Francisco, de ahí a Philadelphia, Chicago, Nueva York y Austin. Estamos nosotros muy preparados para eso. La verdad, que lo mejor de todo es que vamos con la banda completísima, por lo tanto estamos en un buen momento. Estamos muy bien acoplados, en todos los términos. Entonces va a ser una bonita gira.

14. ¿De qué tiene más hambre Gepe ahorita?

Gepe: Creo que estoy en un momento muy disperso. Estoy con un diente puesto en Margot Loyola, que es una recopiladora de folclor chilena. Murió hace dos años, y tuve la suerte de conocerla. Hizo un trabajo muy bonito recuperando el folclor. Estoy buscando canciones de ella y tratando de seleccionarlas. Por otro lado, en mi música, tratando de encontrar algo nuevo. Entonces no sé, estoy muy disperso. Muy poco concentrado. Entonces creo que tengo hambre de todo, de muchas cosas al mismo tiempo.

15. ¿De dónde viene Gepe, ahora con todo este camino recorrido? O sea, si tu pudieras comunicarle a alguien de otra cultura qué es Gepe, ¿cómo lo harías? No para vender sino para explicar lo que transmites.

Gepe: Son canciones con una inspiración latinoamericana. Tienen un sello bastante personal de Santiago de Chile. Nunca he vivido fuera de Santiago, entonces claramente soy un santiaguino. O sea, vengo de la última estación del tren y eso se nota en mis canciones.

Pues, si te parece, con eso concluimos. Nos vemos el jueves en el concierto y ojalá puedas darte una vuelta en tu próxima visita para grabar un Pórtico On Plug.

Gepe: Sí, claro. Seguro que sí. Yo encantado de volver a México siempre. Lo vemos.

Pues, muchas gracias, fue un placer. Mucho éxito el jueves.

Gepe: Gracias a ustedes.

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: