Es normal amar al Nrmal

Es normal que el NRMAL sea considerado uno de los mejores festivales de México

Cuando uno piensa en el Nrmal, piensa en una excelente curaduría musical, una sólida organización y logística, un gran ambiente festivo, buena comida y bebida, e innovación cultural.

Este año el festival no se quedó atrás con el apoyo al talento mexicano, ya que pudimos disfrutar de 5 excelentes propuestas. Norwayy, el dúo electrónico de las tapatías, inauguró el escenario Black, inundándolo de exquisitas atmósferas con la mezcla perfecta de cool wave y lo-fi. Al mismo tiempo, pero en la Tent, Sailawway puso en la mesa uno de los mejores sonidos dream pop de la escena actual. Con el sabor único de los sonidos  y la creatividad que florece en la frontera Tijuana-San Diego, Ethics. supo tenernos a todos atentos a su ritmo. Para rematar la participación de la legión mexicana, el regio Sol Oolsen, con un estilo escénico que recordaba un poco a Chet Faker, entregó canciones de un post punk electrónico cargado de reflexiones de la condición humana.

Desde Chile, Miss Garrison supo ganarse los pies y los corazones del público. Su sonido, con algunos tintes vocales de The Knife, nos llevó de una nostalgia apabullante al baile perfecto para despedir la calurosa tarde. Leyya, quienes nos confesaron que había tomado un vuelo de 15 horas para llegar desde Austria, dieron un gran concierto. La mezcla de su trip-hop experimental suscitaba comparaciones con Massive Attack. El dúo electrónico quebequense, Essaie Pas, hipnotizó a todos con un juego de luces increíble, que se sincronizaba con sus sampleos y con algunos de los beats más potentes que escuchamos en toda la tarde.

Una de las más agradables sorpresas de todo el festival fue Dub de Gaita. Desde Colombia, este ensamble ecléctico nos regaló una electro-cumbia de gaitas sanjacinteras con producción de sonido dub que armó el bailongo. Nadie quería que terminara. Felix Kubin, el genio alemán de los sintetizadores a dos manos, nos entregó una explosión de luces, proyecciones cinematográficas y un sonido del cual seguramente Kraftwerk estaría muy orgulloso. Siguió el turno de Of Montreal, que liderados por el gran showman Kevin Barnes, hicieron felices a todos los que se congregaron al principio de la noche para escucharlos. En algún punto, Barnes hizo un cambio de ropa entero, ya que se quedó en calzoncillos y aventó sus prendas al público.

Mac DeMarco, uno de los más esperados, robó durante su montaje de escenario por unos momentos los gritos y la atención del público que disfrutaba de Of Montreal. Nos divirtieron y emocionaron con once canciones, sin embargo quedaron a deber «My Kind of Woman». A cambio, hicieron un cover de «Under the Bridge» de los Red Hot Chilli Peppers con Mac en la betaría.

Mac

Otra de las bandas que generaron grades expectativas fueron las leyendas californianas del stoner doom metal, Sleep. Tanto para sus fans, que eran muchos, como para quienes no los conocían, su interpretación fue rotunda. Con el torso descubierto el trío dejó claro por qué son considerados como uno de los grupos que más han aportado al género desde sus inicios.

sleeeep

Cornelius y sus mellow waves fueron todo lo que esperábamos. El trío japonés desfiló por su discografía con la gracia de una grulla. Además, su producción visual fue una de las más impresionantes de todo el día: una tela con proyecciones cayó para dar inicio su concierto. De verdad se siente su alegría por la vida hecha música.

Corn

El sol fue inclemente durante toda la tarde. Sin embargo, cuando Explosions in the Sky subió al escenario, la luna estaba en primera fila en el cielo, esperando las explosiones. Cerraron el día con un setlist de ocho canciones, que se enfocó en un recorrido por las joyas post rock de sus primeros discos. Antes de comenzar, Munaf Rayani se disculpó a nombre de la banda por haber tardado tanto tiempo en regresar a nuestro país. Y justo antes de comenzar a crear esas paredes de riffs y percusiones que explotan la cabeza y el corazón, dijo: «No importa si fueron 10 años o 100. Lo que importa es que estamos aquí ahora, con ustedes. Nosotros somos Explosiones en el Cielo de México.» ¿Cómo no amarlos?

EITS

El Nrmal logra lo que pocos festivales en nuestro país: conformar un cartel que siempre mezcla bandas de culto con gran trayectoria y una selección increíble de propuestas emergentes de México y el mundo. Sin duda estaremos ahí en todas las ediciones por venir.

 

 

 

 

 

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: