Lorde vs. los Grammys: industria musical y género

Siempre polémicos, los Grammy no solo tocaron el tema de la discriminación de género, sino que también lo esconden

La fiesta anual de la industria musical siempre es polémica y contradictoria. Mientras que históricamente ha habido varias denuncias señalando a las grandes disqueras, editores y representantes legales de prácticas desleales y abusos, también muchos artistas contemporáneos deciden participar en el escaparate y la ventana económica que representa el mainstream. Este año no fue la excepción, ya que después de la tónica marcada con el movimiento #MeToo y el Time’s Up de los Globos de Oro, los Grammy lograron que Lorde adoptara una postura con respecto a los planteamientos de género de los organizadores.

Los nominados para «Álbum del Año» en la edición 2018 de los premios eran: Bruno Mars, Childish Gambino, Kendrick Lamar, JAY-Z y Lorde. Todos, excepto los dos últimos, tuvieron presentaciones en vivo solistas de su material durante el show. Mientras que JAY-Z declinó cantar, Lorde, según varias fuentes del medio del entretenimiento, se negó explícitamente a para participar. El motivo fue que le habían pedido específicamente cantara en el cover de “American Girl”, un tributo colectivo al fallecido Tom Petty. El problema sería que le habían autorizado participar en el tributo, pero ya no podría realizar una presentación en solitario, como los demás (todos hombres) nominados.

A pesar de no participar en el show, Lorde sí apareció en la alfombra roja de los premios, donde aprovechó para mandar un mensaje muy claro, al coser un texto en la parte trasera de su vestido:

“¡Alégrense! Nuestros tiempos son intolerables. Armarse de valor para lo peor es un presagio de lo mejor. Solo las circunstancias pueden precipitar el derrocamiento de los opresores. Los viejos y corruptos deben ser destruidos antes de que los justos puedan triunfar. La contradicción se intensificará. El juicio se acelerará por la puesta en escena de las perturbaciones de las semillas. El apocalipsis florecerá”.

Fragmento de «Ensayos inflamables» de Jenny Holzer

https://www.instagram.com/p/BehB27UHojJ/?utm_source=ig_embed

Algunos productores de los Grammy han tratado de desviar la atención sobre el tema de la negativa y el mensaje de Lorde, al tratarlo como un mero problema de logística y un «necesario» trabajo en equipo. Evidentemente, se trata de un tema de discriminación, que se inserta en el discurso político público reciente sobre la lucha femenina dentro de las industrias del entretenimiento para acabar con el acoso, la violencia y la desigualdad.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: