Agosto 2017

Grizzly Bear – Painted Ruins

«Painted Ruins» es el quinto álbum de los de Brooklyn, lanzado cinco años después de «Shields», en 2012. Justo en 2017 cumplieron quince años haciendo música. Después de anunciarlo, también diseñaron una gira para la segunda mitad del año por Europa y Norte América. Llegaron hasta el Corona Capital de este año en la Ciudad de México. La banda ha confirmado que el proceso total para la producción del disco fue de dos años, grabando en al menos dos estudios diferentes. El disco tuvo en total cuatro sencillos: «Three Rings», «Mourning Sound», «Four Cypresses», y «Neighbors». Todos fueron bien recibidos, y una vez que estuvo disponible el material completo, pudimos comprobar la solidez de un sonido pop-folk psicodélico fincado en el sello personal de las armonías vocales.

 

Queens of the Stone Age – Villains

El séptimo álbum de Queens of the Stone Age fue lanzado con sus cómplices de Matador. El primer teaser del mismo fue un pequeño sketch cómico de la banda tomando un test de polígrafo con el músico y director norteamericano Liam Lynch. El primer sencillo fue «The Way You Used to Do», junto con el anuncio de una gira mundial para el nuevo disco, donde hay apariciones en muchos festivales para el 2018. El disco tiene una característica especial, que contraste con el estilo de la banda y de su líder, Josh Homme: por primera vez no realizaron ninguna colaboración con otros músicos o productores. La portada fue de nuevo diseñada por el increíble artista gráfico Boneface.

 

Steven Wilson – To The Bone

¿Cuántos años más tendremos a Wilson haciendo de todo con todos? «To the Bone» es apenas el quinto disco como solista del polifacético e imparable músico y productor inglés. Después de estar muy atareado con Porcupine Tree, Opeth, No-Man, King Crimson, etc., etc., en inglés ha ido liberando poco a poco su material. En este caso, el disco había sido grabado hace dos años y medio de su predecesor, «Hand. Cannot. Erase», de 2015. En diversas entrevistas, Wilson ha revelado que este material fue un tributo muy especial a grandes influencias en su universo musical, específicamente al pop progresivo que escuchó hasta el cansancio en su juventud: Peter Gabriel, Kate Bush, Talk Talk y Tears for Fear.

 

King Gizzard & the Lizard Wizard and Mild High Club – Sketches of Brunswick East

El 2017 fue muy movido para los australianos King Gizzard & the Lizard Wizard. En total, grabaron y lanzaron cinco LP en el año. Al estilo Zappa. Con su ya reconocido sonido en el rock psicodélico, invitaron a grabar su séptimo álbum a Mild High Club. El resultado fue muy particular, ya que tiene un sonido muy orientado al jazz, como su título: es una combinación de Brunswick East, un suburbio de Melbourne, y «Sketches from Spain» de Miles Davis. Inclusive, el disco fue nominado a «Mejor Álbum de Jazz» en los Premios ARIA de 2017. Los críticos lo recibieron como un experimento exitoso de la hibridación de dos bandas con sonidos únicos y bien definidos, logrando exponer sus cualidades y entregando un gran material.

 

The Cribs – 24-7 Rock Star Shit

Los ingleses han sido considerados desde hace un tiempo una banda que ha tenido gran proyección dentro y fuera de casa, a la par inclusive de The Libertines, pero sin tanto éxito comercial. Por ejemplo, en 2012, les otorgaron el premio Spirit of Independence en su décimo aniversario, durante los Q Awards. El mismo año, recibieron el Outstanding Contribution to Music de los NME Awards. Estos premios se explican si observamos que sus úlltimo 4 discos han estado siempre en el top 10 de Reino Unido.  «24-7 Rock Star Shit» recupera su sonido agresivo originario, mismo que explotó y fue grabado en tan solo cinco días. El disco contiene únicamente 4 canciones previamente compuestas, las otras seis fueron creadas en el estudio en apenas 3 días.

 

Oh Sees – Orc

Los de San Francisco sacaron su álbum número 19 este año. La banda tiene una particularidad ya conocida por sus fans: cambian su nombre de maneras sutiles todo el tiempo. En este caso, «Orc» es el primero bajo el nombre de «Oh Sees», eliminando el «Thee» en esta ocasión. El garage punk que han desarrollado a lo largo de los veinte años que llevan creando música no solo los ha convertido en un referente y en una banda que dicta el pulso de la experimentación en el circuito, sino que logra una sublimación y convergencia en este multiaclamado disco.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: