DEADPOOL | EL BELLO RECHINAR DEL SPANDEX ROJO

deadpool-gallery-06-gallery-image
Por: Abejo

“A ver, muchachos ¿Qué tal esto?”

dijo el hombre que sostenía un enorme joint en la mano. “Un Bugs Bunny desfigurado, una máscara que sirva como estandarte, un par de espadas y/o pistolas semi-automaticas más una agilidad sobre-humana. Concedámosle ahora el don de ser indestructible y démosle permiso para matar.” Luego le dio otro jalón y comenzó a toser.

Así me imagino que fue la creación de Deadpool, el antiheroe de Marvel Comics, favorito de muchos y cuyos derechos –bendito sea el dios de las historietas– se quedaron en propiedad de los estudios Fox.

Ryan Reynolds (The Amityville Horror, Green Lantern) que ya se había encargado de dar vida al personaje en X-Men Origins: Wolverine (2009) –Aunque todos tratamos de olvidarlo por nuestra integridad mental–, encarna a Wade Wilson, un mercenario neoyorkino con una novia envidiable interpretada por la Brasileña-Americana Morena Baccarin y un no tan envidiable avanzado cáncer.

Esta vez, bajo el pretexto de que el universo de los X-Men fue alterado gracias a los viajes en el tiempo, el estudio decidió darle una segunda oportunidad al personaje para contar su génesis. Siendo así, Wade decide recurrir a un grupo criminal que promete curarlo con meto- dos poco ortodoxos que incluyen químicos experimentales y torturas brutales, lo que provoca su desfiguración y a adquirir poderes regenerativos y un sentido del humor bastante retorcido.

Deadpool (Ryan Reynolds) reacts to Colossus’ (voiced by Stefan Kapicic) threats.
Deadpool (Ryan Reynolds) reacts to Colossus’ (voiced by Stefan Kapicic) threats.

Wade, quien ahora es más feo que un coche por abajo, deberá aceptar su nuevo alter-ego, interrogar a pandilleros y mafiosos, esperar a que su manita de bebé recupere su tamaño original y luchar haciendo equipo con dos personajes de X-Men –que no la armaron para la película principal– contra los chicos malos responsables de su desgracia. Sólo así podrá recuperar su belleza y con ella al amor de su vida… blah blah blah.

Siendo brutalmente honestos, la trama es lo que menos nos atrapa de la cinta; lo que en verdad queremos es ver sangre y reír a carcajadas. La película cuenta con –en mi opinión– una de las mejores secuencias de créditos iniciales –sarcásticos créditos iniciales– de lo que va de la década.

Atascada de violencia extremadamente ocurrente y un sinfín de chistes que hacen referencia, tanto a logros como a fracasos en el mundo de la adaptación de los comics en la pantalla grande y a la industria del cine en general, Deadpool, es el debut como director de Tim Miller, artista de efectos visuales para películas como Scott Pilgrim Vs. The World, Thor: The Dark World y creador de la secuencia de créditos iniciales en The Girl With The Dragon Tattoo.

En definitiva, Deadpool es una película hecha para cumplir todos los caprichos de los fans, eso la vuelve más una experiencia que una cinta memorable, pero, afortunadamente, ese hecho no esta peleado con que sea emocionante y divertida como debe de ser.

En ámbitos más musicales, Junkie XL es el responsable del score de esta cinta, y aunque es una chulada, después de haber escuchado aquel monstruo bipolar que creó para Mad Max: Fury Road, en mi opinión, aquí le faltó poder, por así decirlo. En cambio, el soundtrack que acompaña a nuestro locuaz héroe en spandex rojo, es el que vale la pena mencionar.

deadpool-gallery-03-gallery-imageEstá conformado por incontables rolas que oscilan entre el pop ochentero, el rap noventero y baladas románticas, que inesperadamente le dan un toque más cómico a las situaciones presentadas en la historia apoyándose en el recurso del contrapunto de imagen y sonido.

Primero, escuchas Angel Of The Morning interpretada por Juice Newton mientras un montón de malhechores salen ferozmente heridos y humillados en una espectacular colisión de autos, luego te ponen Shoop de Salt-N-Pepa –no, compadre, no es albur– mientras Deadpool hace un interesante autorretrato y después en el momento más anti-climático te dejan caer Careless Whisper de Wham! reproducida en iPhone –Una promesa es una promesa–.

Lo que sí es un hecho, es que Deadpool es una revolución para el universo de los cómics ya sea que pre eras leerlo o verlo en la pantalla.

También te puede interesar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: